El Cáncer es la principal consecuencia de la Obesidad


18-10-2016

Luchar contra la Obesidad es el objetivo del proyecto la “Prevención de la Obesidad. Aligera tu Vida”, puesto en marcha por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y al que se ha sumado la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS)

 

El proyecto “Prevención de la Obesidad. Aligera tu Vida”, desarrollado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) se ha diseñado a 3 años, contando con el respaldo del Ministerio de Sanidad al ser considerado un acontecimiento de excepcional interés público por parte del Gobierno de España. Su presentación coincidió este martes, 18 de octubre, con la puesta en marcha de la campaña “Periodistas contra la Obesidad” que ANIS ha lanzado, tras la firma de un convenio entre ambas entidades.

La parte clínica del encuentro correspondió al doctor Felipe Casanueva, presidente de la Fundación de la SEEDO para fines de difusión social. Casanueva abrió su parlamento asumiendo la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la cual la Obesidad es considerada la peor epidemia no infecciosa a la que se enfrenta la Humanidad a lo largo del siglo XXI. Sobre los aspectos médicos del problema, el ponente aseveró que no existe ninguna resistencia científica a calificar dicha Obesidad como una grave o muy grave enfermedad, con consecuencias muchas veces letales por su asociación con otras patologías.

Dentro de las consecuencias de la Obesidad, Casanueva citó la apnea del sueño, la hipoventilación, el asma, la infertilidad, la artrosis y la incontinencia urinaria, en los adultos, mientras que en lo niños obesos acarrea hipertensión arterial, niveles anormales de glucosa y una gran probabilidad de continuar siendo obesos en la edad adulta. Sin embargo, el respetado endocrinólogo advirtió que la principal consecuencia de la Obesidad es el Cáncer (Próstata, Mama, Endometrio,…) a diferencia de lo que muchos creen y sin quitarle un ápice de su importancia a la Diabetes. A todo ello añadió el altísimo coste que la enfermedad supone para la autoestima de los pacientes, especialmente dentro del ámbito escolar.

Sin salir del terreno de las edades pediátricas, el doctor Casanueva cito las dos caras de la misma moneda en Estados Unidos. En el país norteamericano, el 17% de los niños son obesos, de un total de individuos afectados en el que 5,8% padecen obesidad extrema, de forma que se ha abierto el debate ético y científico para decidir si es aceptable someter a intervenciones de Cirugía Bariátrica a este tipo de pacientes. En la parte positiva, el especialista destacó que en el estado de Lousiana se ha señalado una semana del mes de septiembre como evento público para la lucha contra la obesidad infantil. En la misma línea, comentó el ponente, fue muy meritorio que el estado de Nueva York regulara que los menús de los restaurantes de su territorio incluyeran la carga calórica de los platos, junto a las descripciones de las comidas y sus precios.

Tras alabar estas medidas, Casanueva deseó lo mismo para la lucha contra la Obesidad en España, recordando el éxito que se obtuvo en el país contra el tabaquismo. Según su opinión existe un círculo o circuito de influencia en el que los médicos informan y forman a la población para que los ciudadanos sacudan las conciencias de los políticos y estos obliguen a las administraciones a adoptar las necesarias medidas de prevención y control del Sobrepeso y la Obesidad.

Para expresar el calado del problema de la obesidad en España, Casanueva aludió al estudio ENRISA 2009-2011 (Rodríguez-Artejo), en el que se recoge que 1 de cada 4 adultos (22,9 %) en el país es obeso y no sólo padece Sobrepeso, problema que afecta al 39,4%. De la misma forma, el estudio ALADINO, realizado para la sección geográfica europea de la OMS, determinó que entre un 11 y un 20% de los niños españoles es obeso.

No obstante a los datos aportados por el doctor Casanueva, la directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), Teresa Robledo, aseguró que las tasas de obesidad se están estabilizando en España. En ese sentido, estimó que a partir de datos recogidos en 2015 se sabe que el sobrepeso de los españoles pasó del 44,5% al 41,3%.

Pie de foto: El presidente de la Fundación de la Sociedad Española para el estudio de la Obesidad (SEEDO), junto a Pedro Cano (Berbés Asociados)