Un paso más cerca del tratamiento del linfedema


04-07-2016

La técnica BioBridge consigue reconducir con éxito los vasos linfáticos en un modelo animal.

 

Investigadores de la Universidad de Stanford han diseñado un potencial tratamiento nanotecnológico para dar solución al linfedema, una patología común en los pacientes con cáncer y que resulta en la hinchazón de los miembros como consecuencia del bloqueo de los ganglios linfáticos. La terapia está basada en diferentes reorganizaciones del colágeno en nanofibras denominadas BioBridge.

A diferencia de otros sistemas nanotecnológicos, el patrón de las fibras es fisiológicamente relevante porque mimetiza la disposición natural de esta proteína en el tejido. Ngan Huang (foto), profesora asistente de cirugía cardiotorácica y co-directora del estudio afirma que este nuevo método presenta la particularidad de espolear el crecimiento de los vasos linfáticos salvando las áreas bloqueadas del ganglio, lo que permite restablecer el tráfico de fluidos en el tejido próximo.

El procedimiento requiere la aplicación de fragmentos del ganglio, en el cual se encuentran las moléculas y mediadores necesarios para estimular un crecimiento óptimo. Posteriormente el complejo formado las nanofibras y el tejido ganglionar es insertado quirúrgicamente en los lugares bloqueados. A los 3 meses, todos los animales que recibieron el implante presentaron 27 vasos linfáticos colectores por milímetro cuadrado, en comparación con 1 en los animales control.

La empresa Fibralign, colaboradora en la realización de este estudio, planea realizar un ensayo clínico con BioBridge en América Latina en un futuro próximo.