Publicidad
Publicidad

Expertos en Ictus demandan un mayor uso preventivo con anticoagulantes orales directos

En España se estima que 120.000 personas padecen los efectos de algún Ictus, siendo atribuibles a un efecto inadecuado de la terapia de referencia (Sintrom) aproximadamente 1.100 fallecimientos. Por otro lado, se estima que son 300.000 los ciudadanos que padecen graves secuelas tras haber sufrido un infarto cerebral.

Este lunes, 27 de junio, ha tenido lugar en la sede de la Asociación de la Prensa un taller sobre Ictus, moderado por Emilio de Benito, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). El encuentro, que contó con charlas impartidas por un neurólogo, dos cardiólogos y ...

Este lunes, 27 de junio, ha tenido lugar en la sede de la Asociación de la Prensa un taller sobre Ictus, moderado por Emilio de Benito, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). El encuentro, que contó con charlas impartidas por un neurólogo, dos cardiólogos y una hematóloga, estuvo centrado principalmente en la mejora de la prevención del Ictus en la población femenina y otras poblaciones de riesgo. Para la organización del acto se contó con la colaboración las compañías farmacéuticas Pfizer y Bristol-Myers Squibb.

El primero en hablar fue el doctor Jaime Masjuan, jefe del servicio de Neurología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y coordinador de la Unidad de Ictus en ese centro asistencial. Según su argumentación, hay que celebrar que en 2014 la mortalidad cardiovascular en España bajara del 30% (29,66%), a pesar del incremento que se ha producido en los últimos diez años por culpa de las enfermedades hipertensivas. Seguidamente, Masjuán explicó qué es la Fibrilación Auricular (FA) y por qué es considerada un alto riesgo de ictus. Caracterizada por mareos, palpitaciones y dificultad para respirar, se estima que 1 de cada 4 personas que hayan superado los 40 años de edad la padecerán, siendo su prevalencia en Europa de 8,8 millones de personas. La FA es un latido demasiado rápido o caracterizado por un ritmo irregular. Es la cardiopatía vinculada más frecuentemente a embolia cerebral es la FA no valvular. En cuanto a los ictus, Masjuan distinguió entre isquémico, cuando un coágulo bloquea una arteria del cerebro y las neuronas de la zona mueren por falta de riego; y el ictus hemorrágico, que supone el derrame de sangre en el interior del cráneo.

El punto de vista de la Cardiología fue expuesto por el doctor Ignacio Fernández Lozano, coordinador de la unidad de Arritmias del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) y la cardióloga del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Inmaculada Roldán. El primero describió como satisfactorio el Código Ictus que está activo en varias comunidades autónomas como la de Madrid, donde hay 9 hospitales colaboradores y sus unidades de Ictus, a la que hay que acudir en ambulancia ante la menor sospecha de infarto cerebral. Sin embargo, tanto Fernández Lozano como la doctora Roldán estimaron inaceptables posturas como la del consejero de la Comunidad de Madrid, quien se resiste a siquiera debatir sobre el nuevo tratamiento con Anticoagulantes orales directos.

En representación de una tercera especialidad, la Hematología, también participó la doctora Amparo Santamaría, jefa de Hemostasia y Trombosis del Hospital Universitario Vall D’Hebron de Barcelona, quien detalló las incomodidades que supone el tratamiento con Sintrom, entre pinchazos de lanceta y desplazamientos de pacientes de edad avanzada.

Finalmente, aportó la visión de los pacientes y sus familias Carmen Aleix, presidenta de la Federación Española de Ictus. Según relató, llegó al mundo de esta patología cuando su madre padeció un accidente cerebral, lo que motivó que tuviera que cuidarla a lo largo de casi dos décadas, en un estado de dependencia extremo. Aleix afirmó que el ictus es una enfermedad que atenaza por dos lados a la población femenina. Por un lado, la mayor longevidad de las mujeres hacen que sufran ictus en mayor proporción (+6%) que los varones y, por el otro lado, recae en ellas el cuidado de sus familiares una vez que han sobrevivido con secuelas a sus respectivos accidentes cerebrovasculares.

Los cuatro ponentes remarcaron que persiste la inequidad en los tratamientos de anticoagulación en el país, destacando trabas burocráticas como los visados de Inspección e, incluso, el Informe de Posocionamiento terapéutico (IPT).

PIE DE FOTO:  De Izda a Dcha: Emilio de Benito, presidente de ANIS; la doctora Amparo Santamaría, hematóloga del Hospital Univ. Vall D’Hebron (BCN); el doctor Jaime Masjuan, jefe de Neurología del Hospital Univ. Ramón y Cajal (Madrid); la doctora Inmaculada Roldán, cardióloga del Hospital Univ. La Paz (Madrid); y Carmen Aleix, presidenta de la Federación Española de Ictus

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.