Los principales actores del sector sanitario coinciden en el papel clave de las sociedades científicas en el sistema sanitario


22-05-2015

Administraciones, industria y pacientes apuntan que son una pieza absolutamente fundamental en la toma de decisiones.

 

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha reunido a los principales representantes de la sanidad española para debatir y reflexionar acerca de los retos del SNS y cómo pueden las sociedades científicas aportar su conocimiento y experiencia para superarlos. Al debate abierto “El papel de las sociedades científicas en el Sistema Nacional de Salud” acudieron Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Mariano Alcaraz, director general de Atención Especializada de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Joaquín Estévez, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA); Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, Jose Ramón Luis-Yagüe, director del Departamento de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, y Tomás Castillo, presidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes y vicepresidente de la Alianza General de Pacientes.

El acto fue presentado por el Dr. Carlos Macaya, presidente de FACME, quien resaltó que “las sociedades tenemos el deber y el sentimiento de responsabilidad para con el sistema sanitario y somos conscientes de los retos a los que se enfrenta el SNS. Queremos desempeñar un papel más activo en la definición y el funcionamiento del nuevo modelo asistencial que debe configurarse, más actual y capaz de superar los retos, y que garantice la sostenibilidad del mismo y su excelencia”.

Para comenzar, Macaya repasó las conclusiones a las que llegaron las sociedades científicas que integran FACME tras una jornada de reflexión sobre su papel en el Sistema Nacional de Salud y que constituyen el punto de partida para este debate. En primer lugar, se acordó la necesidad de colaboración y trabajo conjunto de las sociedades científicas y la administración en la organización y gestión del sistema. En segundo lugar, se hizo hincapié en la necesidad del establecimiento y publicación de indicadores de calidad y resultados. Después, se resaltó la importancia de la participación activa de las sociedades científicas en la docencia y, por último, se destacó la necesidad del desarrollo de la investigación en resultados de salud. Seguidamente se abrió el debate.

Mariano Alcaraz subrayó la importancia de las sociedades científicas para la Comunidad de Madrid, y señaló que “son una pieza absolutamente fundamental en la toma de decisiones”. A este respecto Carlos Jesús Moreno insistió en que para el Ministerio de Sanidad “la credibilidad de las sociedades científicas para su participación en la toma de decisiones estriba precisamente en su carácter científico: lo que expresan no son opiniones, si no verdades sustentadas en la evidencia científica”. Esa misma evidencia científica sería la base de las relaciones entre las sociedades científicas y la industria de la tecnología sanitaria, según Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, para quien “existe una relación bidireccional entre industria y sociedades científicas: la innovación y el desarrollo tecnológico es un camino de ida y vuelta en el que ambas partes se retroalimentan”.