Publicidad
Publicidad

Los robots desinfectantes y las impresores 3D, tecnologías sanitarias emergentes en 2015

Un informe del Instituto ECRI identifica áreas de atención al paciente sobre las que los profesionales sanitarios deberán prestar especial atención en los próximos 18 meses. 

El instituto ECRI es una organización de investigación sanitaria sin ánimo de lucro cuyo objetivo es facilitar la toma de decisiones en gestión hospitalaria, basándose exclusivamente en la evidencia. Los aspectos más relevantes del informe son los concernientes al control y tratamiento del cáncer, la obesidad, la cirugía y la ...

El instituto ECRI es una organización de investigación sanitaria sin ánimo de lucro cuyo objetivo es facilitar la toma de decisiones en gestión hospitalaria, basándose exclusivamente en la evidencia. Los aspectos más relevantes del informe son los concernientes al control y tratamiento del cáncer, la obesidad, la cirugía y la diabetes, así como en los sistemas de  información para la gestión del cuidado al paciente.En el primer lugar del ranking de riesgos se encuentra la configuración inadecuada de las alarmas de los sistemas de información médicos, seguido de la integridad de los datos por datos incorrectos o perdidos en las historias clínicas electrónicas y en los dispositivos electrónicos personales, en plena proliferación en el año 2015. La deficiente configuración de los sistemas de alerta resulta en avisos perdidos o no reconocidos. Esto impone la necesidad de determinar cuáles pueden ser desactivadas y establecer  rangos de prioridad según las necesidades de cada área y paciente, evitando así las alertas innecesarias y asegurando la recepción de las relevantes.
 
En la integración de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) a través de sistemas como la receta electrónica o la historia clínica digital, se debe tener especial cuidado con aquellos errores que puedan derivar  en daños a la salud del paciente. Entre los principales errores en esta categoría se encuentran los  fallos en la entrada de datos, el uso inadecuado de los valores por defecto, copiar y pegar información antigua en un nuevo informe y el uso simultáneo de los formatos papel y electrónico en la información relativa a un mismo paciente.
 
La recomendación del ECRI es redirigir las alertas de todas las fuentes a un único sistema centralizado (“middleware”), una de las tendencias de las que habla el informe, un software que recibe las alertas de los diferentes dispositivos o personal  encargado de la monitorización del paciente y las retransmite al dispositivo personal (PDA)  del médico. El avance de la tecnología ha permitido que ahora los PDA puedan recibir información específica relacionada con la alerta desde diferentes fuentes, mejorando así la gestión de la emergencia. El middleware debe implementar funciones como la priorización de alarmas y su direccionamiento  al personal designado, así como la generación de informes y la capacidad de procesamiento de eventos complejos, combinando información de múltiples fuentes para inferir patrones indicativos de mayor gravedad de la alarma.
 
(…) Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.