Publicidad
Publicidad

La actividad del nervio vago aumenta durante el ejercicio

El nervio vago, conocido por su papel en el ´descanso y la digestión´, desempeña un papel importante en el ejercicio.

28/09/2023

Investigadores de la Universidad de Auckland de Nueva Zelanda han descubierto que el nervio vago, conocido por su papel en el ´descanso y la digestión´, desempeña un papel importante en el ejercicio, ayudando al corazón a bombear sangre, que transporta oxígeno por todo el cuerpo. Actualmente, la ciencia del ejercicio sostiene ...

Investigadores de la Universidad de Auckland de Nueva Zelanda han descubierto que el nervio vago, conocido por su papel en el ´descanso y la digestión´, desempeña un papel importante en el ejercicio, ayudando al corazón a bombear sangre, que transporta oxígeno por todo el cuerpo.

Actualmente, la ciencia del ejercicio sostiene que el sistema nervioso (simpático) de "lucha o huida" está activo durante el ejercicio, lo que ayuda a que el corazón lata más fuerte, y que el sistema nervioso (parasimpático) de ´descanso y digestión´ está disminuido o inactivo. Sin embargo, el profesor asociado de fisiología de la Universidad de Auckland, Rohit Ramchandra, señala que este conocimiento actual se basa en estimaciones indirectas y en una serie de suposiciones que su nuevo estudio ha demostrado ser erróneas.

"Nuestro estudio encuentra que la actividad de estos nervios vagales que ´descansan y digieren´ en realidad aumenta durante el ejercicio. Nuestro grupo ha utilizado técnicas de registro eléctrico ´tour de force´ para monitorear directamente la actividad del nervio vagal en ovejas en ejercicio y ha descubierto que la actividad de estos nervios vagales que van al corazón aumenta durante el ejercicio", afirma Ramchandra.

"Para que el corazón mantenga un alto nivel de bombeo, necesita un mayor flujo sanguíneo durante el ejercicio para alimentar el mayor trabajo que realiza: nuestros datos indican que el aumento en la actividad vagal hace precisamente eso", añade.

Durante el ejercicio, la cantidad de sangre bombeada por el corazón por minuto aumenta de cuatro a cinco veces. Esto requiere que el corazón lata más rápido y se contraiga con más fuerza. La capacidad del corazón para bombear sangre está modulada por nervios que viajan desde el cerebro, llamados ´autonómicos´ ya que funcionan de forma automática y no requieren pensamiento consciente.

Estos nervios incluyen los nervios de ´lucha o huida´ o nervios simpáticos y los nervios vagales de ´descanso y digestión´, que se denominan nervios parasimpáticos. El nervio vago conecta el cerebro con el corazón y otros órganos internos, incluido el intestino, y regula las respuestas del sistema nervioso parasimpático de ´descansar y digerir´.

La nueva investigación encuentra que los sistemas nerviosos parasimpático y simpático trabajan juntos durante el ejercicio para ayudar al corazón a bombear más fuerte y más rápido. Los investigadores también investigaron el papel de los mediadores liberados por el nervio vagal cardíaco.

"El nervio vago cardíaco libera múltiples mediadores, e investigaciones anteriores se han centrado en un neurotransmisor, la acetilcolina, que no tiene ningún impacto en nuestra capacidad para hacer ejercicio", afirma Ramchandra.

"Nuestro estudio se centró en un mediador diferente, el péptido intestinal vasoactivo (VIP), y muestra que el nervio vago libera este péptido durante el ejercicio, lo que ayuda a que los vasos coronarios se dilaten permitiendo que más sangre bombee a través del corazón", añade.

El ensayo se realizó en ovejas, debido a su similitud con los humanos en muchos aspectos importantes, incluida la anatomía y fisiología cardíaca. También están bien establecidos como modelo animal para ayudar a encontrar formas de combatir las enfermedades cardíacas que se trasladen a los humanos. Estos hallazgos fundamentales podrían tener aplicaciones en enfermedades, incluida la insuficiencia cardíaca, donde las personas no pueden tolerar el ejercicio.

"Esta incapacidad para realizar tareas simples que implican esfuerzo significa que la calidad de vida se ve gravemente comprometida en estos pacientes. Una posible razón por la que se reduce la tolerancia al ejercicio es que el corazón enfermo simplemente no recibe suficiente sangre".

El estudio de seguimiento intentará ver si se puede utilizar esta importante función de los nervios vagales cardíacos para mejorar la tolerancia al ejercicio en la insuficiencia cardíaco. Hay mucho interés en intentar "piratear" o mejorar el tono vagal como medio para reducir la ansiedad; investigar esto estaba fuera del alcance del presente estudio.

Ramchandra señala que el nervio vago media la desaceleración del ritmo cardíaco y si existen actividad vagal alta, entonces el corazón debería latir más lento. "No estoy seguro de si esto es lo mismo que relajación, pero podemos decir que el ejercicio regular puede mejorar la actividad vagal y tiene efectos beneficiosos", concluye el investigador que ha publicado su estudio en ´Circulación´.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.