Publicidad
Publicidad

Nuevas pistas sobre el manejo del eccema en los bebés

Saber manejar de manera óptima el eccema en la piel del bebé, una patología dermatológica muy frecuente en los más pequeños, resulta ventajoso tanto para profesionales como para cuidadores, de ahí que nuevas pautas basadas en la evidencia son de interés para la salud y bienestar del niño.

El eccema conocido también como dermatitis atópica es una patología dermatológica común en los bebés que puede afectar más que solo a la piel e implica a toda la familia, por lo que es importante manejarla de manera óptima en esta etapa del desarrollo del niño. Desde la Universidad McMaster en ...

El eccema conocido también como dermatitis atópica es una patología dermatológica común en los bebés que puede afectar más que solo a la piel e implica a toda la familia, por lo que es importante manejarla de manera óptima en esta etapa del desarrollo del niño.

Desde la Universidad McMaster en Ontario (Canadá), se ofrecen nuevas pistas para su abordaje, en las que han participado el equipo del Dr. Derek Chu, profesor asistente de la División de Alergia e Inmunología. en la Universidad McMaster y copresidente de las próximas directrices sobre dermatitis atópica de la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología y del Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología.

Reconocer la dermatitis atópica, favorecer su remisión y mantener, a continuación, el control de esta patología puede ser un desafío tanto para los médicos como para los cuidadores", según asegura el Dr. Derek Chu.

Las conclusiones de su trabajo, publicadas en el ´Canadian Medical Association Journal´, se pueden resumir en una serie de mensajes clave para los profesionales médicos de atención general y especializada, así como para los cuidadores, con el objetivo de promover las mejores prácticas para controlar la dermatitis atópica en los bebés.

Entre dichas conclusiones cabe destacar su consideración de la dermatitis atópica como una afección inflamatoria que requiere, por tanto, tratamiento antiinflamatorio. El manejo del mismo pasa, según sus recomendaciones, por usar la dosis más baja de esteroides tópicos para controlar los brotes; su aplicación una vez al día "es tan efectivo como dos veces al día"; y si los brotes reaparecen con frecuencia, el uso intermitente de medicamentos tópicos (dos días consecutivos, por ejemplo, los fines de semana) podría prevenir brotes posteriores, tal como especifica.

Asimismo, recuerda que la dermatitis atópica en las mejillas, la parte externa de las extremidades y el tronco es común en los bebés, mientras que el eccema clásico, que afecta detrás de las rodillas y en los pliegues de los codos, puede desarrollarse en períodos más tardíos de la infancia.

El Dr. Derek Chu alude a nuevas evidencias, según las cuales, cualquier tipo de humectante (loción, crema, gel o ungüento) usado al menos dos veces al día ayuda a controlar dicha patología.

Asimismo, recalca, en base a la evidencia que esta no respalda el uso rutinario de antibióticos para tratar la infección bacteriana secundaria local derivada de dicha dermatitis.

Finalmente, considera que evitar ciertos alimentos no necesariamente beneficia al eccema y advierte que, incluso, puede aumentar el riesgo del bebé a sufrir cierta alergia a los alimentos.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.