Publicidad
Publicidad

Descubren nuevos biomarcadores cerebrales en mujeres que han pasado por la menopausia

La investigación sobre cómo la menopausia puede estar relacionada con la salud vascular del cerebro resulta imprescindible para evitar patologías neurológicas en etapas posteriores.

Las mujeres que han pasado por la menopausia pueden tener más biomarcadores cerebrales llamados hiperintensidades de la materia blanca que aquellas premenopáusicas o los hombres de la misma edad, según un nuevo estudio avalado por la Academia Americana de Neurología. Las hiperintensidades de la sustancia blanca son pequeñas lesiones visibles en ...

Las mujeres que han pasado por la menopausia pueden tener más biomarcadores cerebrales llamados hiperintensidades de la materia blanca que aquellas premenopáusicas o los hombres de la misma edad, según un nuevo estudio avalado por la Academia Americana de Neurología.

Las hiperintensidades de la sustancia blanca son pequeñas lesiones visibles en los escáneres cerebrales que se vuelven más comunes con la edad o con la presión arterial alta no controlada. Estos biomarcadores cerebrales se han relacionado en algunos estudios con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad de Alzheimer y deterioro cognitivo.

"Las hiperintensidades de la materia blanca aumentan a medida que el cerebro envejece, y aunque tenerlas no significa que una persona desarrollará demencia o sufrirá un accidente cerebrovascular, cantidades mayores pueden aumentar el riesgo de una persona", expuso la autora del estudio, Monique MB Breteler, del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE), en Bonn, (Alemania), y miembro de la Academia Americana de Neurología.

Menopausia y biomarcadores cerebrales

El estudio, publicado en ´Neurology´, se centró en el papel que puede tener la menopausia en las cantidades de estos biomarcadores cerebrales. "Nuestros resultados implican que las hiperintensidades de la materia blanca evolucionan de manera diferente en mujeres donde la menopausia o los factores que rodean el inicio de esta son definitorios", añadió la experta.

El estudio involucró a 3.410 personas con una edad promedio de 54 años. De ellas, el 58% eran mujeres, y de las mujeres, el 59% eran posmenopáusicas. Además, el 35% de todos los participantes tenía presión arterial alta y, de ellos, la mitad tenía presión arterial alta no controlada. A todos los participantes se les realizaron resonancias magnéticas cerebrales.

Los investigadores calcularon la cantidad de hiperintensidades de materia blanca para cada participante. El volumen total promedio para estos biomarcadores cerebrales fue de 0,5 mililitros (ml). El volumen cerebral total promedio fue de 1.180 ml para hombres y 1.053 ml para mujeres. El volumen promedio total de materia blanca, el área del cerebro donde se pueden encontrar hiperintensidades de materia blanca, fue de 490 ml para los hombres y 430 ml para las mujeres.

Después de ajustar la edad y los factores de riesgo vascular, como la presión arterial alta y la diabetes, los investigadores encontraron que las mujeres posmenopáusicas tenían más de estos biomarcadores cerebrales en comparación con los hombres de edad similar. En personas de 45 años o más, las mujeres posmenopáusicas tenían un volumen promedio de hiperintensidades de sustancia blanca total de 0,94 ml en comparación con 0,72 ml para los hombres. Los investigadores también encontraron que el aumento de los biomarcadores cerebrales se aceleró con la edad y a un ritmo más rápido en las mujeres que en los hombres.

Los investigadores también encontraron que las mujeres posmenopáusicas tenían más hiperintensidades de materia blanca que las premenopáusicas de edad similar. En un grupo de participantes de 45 a 59 años, las mujeres posmenopáusicas tenían un volumen total promedio de hiperintensidades de sustancia blanca de 0,51 ml en comparación con 0,33 ml para las mujeres premenopáusicas. No hubo diferencia entre las mujeres posmenopáusicas y premenopáusicas que usaban terapia hormonal. Breteler dijo que

Este hallazgo sugiere que la terapia hormonal después de la menopausia podría no tener un efecto protector en el cerebro. Sin relación con el estado menopáusico, las mujeres con presión arterial alta no controlada tenían cantidades más altas de este biomarcador cerebral en comparación con los hombres. "Se sabe que la presión arterial alta, que afecta a los pequeños vasos sanguíneos del cerebro, puede provocar un aumento de las hiperintensidades de la materia blanca", según Breteler.

"Los resultados del estudio muestran que se necesita más investigación para s cómo la menopausia puede estar relacionada con la salud vascular del cerebro. También demuestran la necesidad de tener en cuenta las diferentes trayectorias de salud de hombres y mujeres, y el estado de la menopausia. Nuestra investigación subraya la importancia de la medicina específica para el sexo y una terapia más atenta para las mujeres mayores, especialmente aquellas con factores de riesgo vascular", concluyó la experta.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts