Publicidad
Publicidad

Jóvenes prediabéticos tienen más posibilidades de sufrir un infarto

La prediabetes se relaciona con un mayor riesgo de infarto en adultos jóvenes.

Los adultos jóvenes con niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal que señalan la prediabetes eran más propensos a ser hospitalizados por un ataque al corazón en comparación con sus compañeros con niveles normales de azúcar en la sangre, según una investigación preliminar presentada en las ...

Los adultos jóvenes con niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal que señalan la prediabetes eran más propensos a ser hospitalizados por un ataque al corazón en comparación con sus compañeros con niveles normales de azúcar en la sangre, según una investigación preliminar presentada en las Sesiones Científicas de la Asociación Americana del Corazón de Calidad de la Atención e Investigación de Resultados 2022.

Tener prediabetes significa que los niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal, con un nivel de azúcar en ayunas de entre 100 y 125 mg/dL, aunque no lo suficientemente alto como para ser diagnosticado como diabetes de tipo 2. La prediabetes es común y aumenta el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.

"La prediabetes, si no se trata, puede tener un impacto significativo en la salud y puede progresar hasta convertirse en diabetes de tipo 2, que se sabe que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular de una persona", advierte el autor del estudio, el doctor Akhil Jain, médico residente del Centro Médico Católico Mercy, en Estados Unidos.

"Dado que los infartos de miocardio se producen cada vez más en adultos jóvenes, nuestro estudio se centró en definir los factores de riesgo pertinentes para esta población joven, de modo que las futuras directrices científicas y políticas sanitarias puedan abordar mejor los riesgos de enfermedad cardiovascular en relación con la prediabetes", añade.

Los investigadores revisaron los registros de salud de los pacientes en la Muestra Nacional de Pacientes Internos, que es la mayor base de datos de hospitalizaciones disponible públicamente en Estados Unidos. Específicamente, se examinaron los registros del año 2018 para las hospitalizaciones relacionadas con el ataque cardíaco entre los adultos jóvenes, de 18 a 44 años de edad.

El análisis encontró que, de los más de 7,8 millones de adultos jóvenes hospitalizados por ataque cardíaco en 2018, más de 31.000 (0,4%) tenían niveles de azúcar en la sangre correlacionados con la prediabetes. Entre aquellos con prediabetes, la incidencia de ataque cardíaco fue del 2,15%, en comparación con el 0,3% en adultos jóvenes con niveles normales de azúcar en la sangre.

Además, los adultos con prediabetes eran más propensos que sus compañeros sin prediabetes a tener el colesterol alto (68,1% frente al 47,3%, respectivamente) y la obesidad (48,9% frente al 25,7%, respectivamente). Los adultos con prediabetes que fueron hospitalizados por infarto tenímás probabilidades de ser hombres de raza o etnia negra, hispana o asiática/de las islas del Pacífico.

"Tras tener en cuenta varios factores influyentes y modificadores, descubrimos que los adultos jóvenes con prediabetes tenían 1,7 veces más posibilidades de ser hospitalizados por un infarto en comparación con sus compañeros sin prediabetes --destaca Jain--. A pesar de tener mayores probabilidades de sufrir un infarto, los adultos jóvenes con prediabetes no tenían mayor incidencia de otros eventos cardiovasculares adversos importantes, como paros cardíacos o accidentes cerebrovasculares".

Aunque la prediabetes es un precursor de la diabetes de tipo 2 y de otras complicaciones graves para la salud, puede revertirse. Muchas de las medidas que se toman para prevenir la prediabetes son las mismas que se toman para prevenir las enfermedades cardíacas.

"Cuando los niveles de azúcar en sangre cumplen los criterios de la prediabetes, es una llamada de atención para tomar medidas. Es importante que las personas con prediabetes sepan que los cambios en el estilo de vida son la clave para mejorar sus niveles de glucosa y su salud en general, y posiblemente revertir la prediabetes y prevenir la diabetes de tipo 2", señala Eduardo Sánchez, director médico de prevención de la Asociación Americana del Corazón y líder clínico de la iniciativa Know Diabetes by Heart de la Asociación.

"Seguir una dieta saludable, mantenerse físicamente activo y perder peso, si es necesario, son formas significativas de revertir un diagnóstico de prediabetes --recomienda--. Para los fumadores, la participación en un programa para dejar de fumar es también extremadamente importante. Otros cambios en el estilo de vida y el comportamiento, como la reducción del estrés, pueden parecer pequeños, pero pueden tener un gran impacto en muchas áreas diferentes de la vida y también pueden marcar la diferencia".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts