Publicidad
Publicidad

Los efectos del prurito en la salud mental de los pacientes renales

Cinco de cada diez pacientes renales padecen trastornos de sueño, depresión, y cambios de estado de ánimo debido al prurito.

Cinco de cada diez pacientes con Enfermedad Renal Crónica en España (ERC) se rascan continuamente debido al prurito, un picor desagradable del que se puede derivar una importante merma en la calidad de vida de los pacientes renales que lo padecen. Hasta hace poco no se tenían datos reales sobre ...

Cinco de cada diez pacientes con Enfermedad Renal Crónica en España (ERC) se rascan continuamente debido al prurito, un picor desagradable del que se puede derivar una importante merma en la calidad de vida de los pacientes renales que lo padecen. Hasta hace poco no se tenían datos reales sobre esta relación entre la Enfermedad Renal Crónica y el prurito en España, pero un estudio realizado por la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) ha arrojado datos científicos y ha confirmado que repercute de manera notable en la salud de estas personas, con un impacto negativo en su calidad de vida debido a la aparición de trastornos del sueño, angustia, depresión, cambios de estado de ánimo, e incluso una afectación de su vida sexual.

En concreto, los resultados de este estudio han concluido que el 50% de los pacientes con ERC analizados (un total de 1.605 pacientes) sufren prurito, y que el 26,7% de ellos cursan de forma moderada a grave esta sensación desagradable de picor, que les afecta en su salud y calidad de vida con importantes trastornos, como cambios de estado de ánimo, angustia, depresión, falta de descanso, o dificultad para dormir. El estudio ha señalado que el porcentaje de pacientes con cambios de su estado de ánimo aumentó a medida que aumentaba la gravedad del prurito, siendo la angustia y la falta de descanso los parámetros más afectados, mientras que también se observó un aumento de la depresión.

La investigación también determinó que la función sexual y el descenso del deseo aumentaron a medida que se incrementaba la gravedad de la ERC asociada al prurito; y los pacientes renales con prurito reportaron mayores trastornos del sueño (dificultad para dormir, sueño inquieto e ingesta de medicamentos para dormir) que los pacientes sin prurito, lo que aumentó con el aumento de la gravedad del prurito.

Por otra parte, la prevalencia del prurito fue mayor en los pacientes con ERC avanzada sin diálisis, lo que sugiere un beneficio de la diálisis para reducir el picor en estos pacientes. El estudio también determinó que los pacientes con ERC y prurito informaron de picazón en todo el cuerpo y en cualquier momento del día, aunque con más frecuencia por la noche.

"Hasta ahora no existía una aproximación real sobre el prurito en los pacientes con ERC en España, que en su mayoría no saben por qué tiene esa sensación de rascado continuo. Este estudio nos ha permitido no sólo realizar el primer registro de datos sobre prurito asociado a la ERC en el mundo, sino conocer más en profundidad este problema, de manera que podamos establecer medidas y actuaciones para mejorar su tratamiento y la calidad de vida de las personas que lo padecen, reduciendo así el impacto que tiene en ellas", explica la Dra. Patricia de Sequera, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.).

El estudio realizado por los nefrólogos españoles es la primera investigación y registro sobre prurito asociado a la ERC en el mundo, ya que no existe ningún estudio científico de este tipo a nivel internacional, con los datos reales de los propios pacientes que lo sufren en la actualidad. La investigación se ha llevado a cabo con el objetivo de estimar la prevalencia de prurito y su impacto en diferentes dimensiones de la calidad de vida en la población española con ERC, así como para conocer más a fondo este síntoma, y darlo a conocer mejor entre los pacientes y profesionales sanitarios.

El trabajo científico se articuló a través de la actividad la "Semana del Prurito", organizada por la S.E.N. para recopilar la información facilitada por los propios pacientes renales, a través de una breve encuesta distribuida por los nefrólogos a sus pacientes con ERC avanzada, que respondieron los cuestionarios de forma voluntaria.

Difícil diagnóstico y tratamiento

El prurito asociado a la Enfermedad Renal Crónica (ERC-aP) es una sensación frecuente en los pacientes renales, aunque se desconocía la prevalencia por el alto porcentaje de infradiagnóstico. De hecho, la prevalencia de prurito asociado a la ERC encontrada en diferentes estudios oscilaba hasta la fecha entre el 40 y el 90% en pacientes en hemodiálisis y entre el 19 y el 29% en pacientes no dializados. Estos datos han sido ahora actualizados con el estudio realizado por la S.E.N.

"A pesar de que el prurito tiene un impacto negativo en la calidad de vida y puede afectar negativamente los resultados clínicos y aumentar el riesgo de mortalidad de estos pacientes, algunos nefrólogos y especialistas aún tienden a subestimar el número de pacientes con este síntoma, y en algunos casos no conocen con claridad que esas graves consecuencias pueden ser provocadas por ello", añade el Dr. Emilio J. Sánchez, coordinador de registros de la S.E.N. y uno de los responsables del estudio, junto a la Dra. Nuria Aresté, nefróloga del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.

Las causas del prurito asociado a la ERC no están claramente definidas por lo que no es sencillo encontrar un tratamiento eficaz. El prurito puede tener muchas causas y su etiología es multifactorial: toxinas del cuerpo que no se eliminan bien en la hemodiálisis, tener el calcio y el fósforo alterados, sufrir una alteración de los receptores opioides en la piel, etc. "Todo esto hace que los nefrólogos nos sintamos, en ocasiones, frustrados por no poder resolver este problema. Tampoco los pacientes identifican la ERC como patología relacionada con su prurito, por lo que no es infrecuente que no transmitan a los profesionales este síntoma, haciendo más difícil su diagnóstico y cómo poder actuar", continúa el Dr. Emilio J. Sánchez.

Además, actualmente no hay un tratamiento específico para el prurito, sólo diversas recomendaciones y consejos sanitarios para mejorar la hidratación de la piel, como beber más agua (aunque esta opción está limitada a pacientes que conservan la diuresis), utilizar cremas hidratantes, tomar medicamentos antihistamínicos o gabapentinoides, o realizar fototerapia, entre otras.

"Esta iniciativa es fundamental para seguir avanzando en el conocimiento del prurito y en la mejora del cuidado y atención de las personas que lo sufren. Es un gran paso para identificar los pacientes con ERC que tienen prurito en España, conocer mejor este problema y cómo afecta a la salud y las relaciones sociales de los pacientes, así como concienciar a los propios afectados y a todos los nefrólogos sobre la necesidad de seguir investigando para mejorar su tratamiento", concluye la presidenta de la S.E.N., Patricia de Sequera.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts