Publicidad
Publicidad

Comprender la función de reguladores renales es clave para el abordaje de ciertas enfermedades comunes

Ampliar el conocimiento sobre cómo se regulan a nivel molecular segmentos específicos del riñón resulta fundamental para futuros enfoques terapéuticos novedosos en el manejo de diversas enfermedades renales.

El riñón realiza una serie de funciones clave para el organismo a través de muchas unidades funcionales microscópicas, denominadas nefronas. Estas nefronas constan de diferentes segmentos con distintas tareas. La forma en que estos segmentos se forman durante el desarrollo y cómo se mantiene su función en el adulto hasta ...

El riñón realiza una serie de funciones clave para el organismo a través de muchas unidades funcionales microscópicas, denominadas nefronas. Estas nefronas constan de diferentes segmentos con distintas tareas. La forma en que estos segmentos se forman durante el desarrollo y cómo se mantiene su función en el adulto hasta ahora solo se comprende parcialmente.

Ahora, un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts (EEUU) ha investigado sobre los que factores controlan la formación y función de segmentos específicos de la nefrona, conocidos como nefrona distal, particularmente importante para concentrar la orina, regular la presión arterial y controlar los niveles sanguíneos de calcio y magnesio.

En su investigación, cuyos resultados se publican en ´Nature Communications´, muestran cómo en ratones, dos proteínas muy similares, los factores de transcripción AP-2α y AP-2β, regulan la función de dos segmentos distintos de la nefrona distal.

Los autores de este trabajo hallaron que si bien la función AP-2β en el riñón es necesaria para la supervivencia mediante la regulación del desarrollo y la función de los túbulos contorneados distales, la AP-2α es importante para la función adecuada de un segmento diferente de la nefrona distal, llamado conducto colector. que está involucrado en la capacidad del riñón para concentrar la orina. En particular, la pérdida de incluso solo la mitad de los niveles de AP-2β causa enfermedad renal progresiva, mientras que la pérdida completa de AP-2α resultó en anomalías renales menos graves.

"Los resultados del estudio muestran que AP-2α y AP-2β son importantes reguladores de distintos segmentos de la nefrona distal. Estas nuevas observaciones en modelos genéticos de ratones son contribuciones importantes a nuestra comprensión de cómo se regulan a nivel molecular segmentos específicos del riñón", indicó Alexander G. Marneros, médico científico del Centro de Investigación de Biología Cutánea de Mass General.

"Una comprensión detallada de los mecanismos que no solo conducen a la formación de segmentos distales de nefrona sino que también mantienen la función adecuada de estos segmentos en el adulto es importante para futuros enfoques terapéuticos novedosos en el manejo de diversas enfermedades renales", concluyó el investigador principal.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts