Publicidad
Publicidad

El control del azúcar en sangre puede mejorar la respuesta al entrenamiento físico

Un nivel alto de azúcar en la sangre durante largos períodos de tiempo contribuye a la forma en que los músculos responden al ejercicio físico a nivel molecular.

La actividad física puede ayudar a mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre y prevenir daños al organismo, sin embargo, las personas diabéticas muestran una tasa más baja de ejercicio aeróbico que las que no padecen enfermedad metabólica, es decir, sus cuerpos no queman oxígeno de manera ...

La actividad física puede ayudar a mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre y prevenir daños al organismo, sin embargo, las personas diabéticas muestran una tasa más baja de ejercicio aeróbico que las que no padecen enfermedad metabólica, es decir, sus cuerpos no queman oxígeno de manera tan eficiente además de la dificultad de mejorar su capacidad de hacer ejercicio.

En este contexto, científicos del departamento de investigación del Joslin Diabetes Center de Boston (EEUU) trataron de determinar si un alto nivel de glucemia ralentiza la respuesta del organismo ante el ejercicio físico y si reducir dicho nivel puede restaurar la capacidad aeróbica.

Los hallazgos, publicados en la revista ´Diabetes´, sugieren que el ejercicio puede funcionar para mejorar la capacidad aeróbica en personas con niveles altos de azúcar en la sangre o hiperglucemia, en combinación con terapia farmacológica.

"Descubrimos que tener un nivel alto de azúcar en la sangre durante largos períodos de tiempo cambia la forma en que los músculos responden al ejercicio a nivel molecular", según explicó Sarah J. Lessard, investigadora asistente en la sección de Clínica, Comportamiento and Outcomes Research en el Joslin Diabetes Center. "La buena noticia es que descubrimos que reducir los niveles de glucosa en sangre en ratones con diabetes utilizando canagliflozina puede prevenir las deficiencias que impiden las mejoras en la capacidad de ejercicio que se producen con niveles altos de glucosa en sangre".

Como próximo paso, Lessard y sus colegas planean probar otros tratamientos para reducir la glucosa, como las estrategias dietéticas para mejorar la respuesta al ejercicio. También están estudiando más a fondo los eventos de señalización molecular en el músculo que conducen a una remodelación y a una respuesta deficiente al ejercicio.

"Si podemos obtener una mejor comprensión de cómo el nivel alto de azúcar en la sangre conduce a estos cambios en los músculos, podemos desarrollar terapias dirigidas para restaurar la respuesta al ejercicio", concluyó dicha investigadora.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts