Publicidad
Publicidad

Exploran una nueva opción terapéutica para hacer frente al tabaquismo mediante estimulación cerebral

En los últimos años, la estimulación cerebral ha surgido como una nueva opción terapéutica para diferentes tipos de trastornos adictivos, relacionados con sustancias tóxicas.

Un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Dijon (Francia) ha realizado una revisión sistemática y un metanálisis para evaluar la eficacia de un núevo método para desterrar el hábito tabáquico a largo plazo, a través de estimulación cerebral (NIBS, por sus siglas en inglés). En los últimos años, la estimulación ...

Un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Dijon (Francia) ha realizado una revisión sistemática y un metanálisis para evaluar la eficacia de un núevo método para desterrar el hábito tabáquico a largo plazo, a través de estimulación cerebral (NIBS, por sus siglas en inglés).

En los últimos años, la estimulación cerebral ha surgido como una nueva opción terapéutica para otros tipos de trastornos adictivos y relacionados con sustancias. Aunque también ha mostrado resultados prometedores para el tratamiento del trastorno por consumo de tabaco, de momento hay escaso conocimiento sobre su eficacia a largo plazo.

Las dos formas comúnmente utilizadas de NIBS son la estimulación de corriente continua transcraneal (TDCS) y la estimulación magnética transcraneal (TMS). TDCS envía una corriente directa de baja intensidad a través del cerebro usando electrodos colocados en el cuero cabelludo del paciente. La débil corriente eléctrica modula la excitabilidad neuronal. Mientras, TMS utiliza una bobina metálica colocada contra el cuero cabelludo del paciente. La bobina genera pulsos magnéticos que inducen breves corrientes eléctricas en el tejido cortical. Dependiendo de la frecuencia de los pulsos, la excitabilidad del área objetivo aumenta o disminuye.

Para el estudio, publicado en la revista ´Addiction´ se manejaron siete estudios diferentes, con un total de 699 pacientes. En todos los estudios incluidos, los grupos de control recibieron NIBS simulado.

Los fumadores que recibieron estimulación cerebral tenían una probabilidad 2,39 veces mayor de abstinencia de fumar a largo plazo que aquéllos que recibieron NIBS simulado. La relación de riesgo fue mayor cuando se observaron diferentes tipos de NIBS o la estimulación de partes específicas del cerebro.

"Si bien nuestra revisión parece modesta, con solo siete estudios incluidos, un nivel de confianza bajo y una variabilidad sustancial entre estudios, los resultados parecen ser sólidos y nos sentimos seguros al sugerir que NIBS es una técnica de interés para el abandono del hábito de fumar tanto a corto como a largo plazo. Además, identificamos varios ensayos científicos actualmente en curso en este campo en particular. En un futuro próximo, NIBS podría reconocerse como una nueva opción prometedora para ayudar a las personas que desean dejar de fumar", concluyó el autor principal, Dr. Benjamin Petit.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts