Publicidad
Publicidad

Una prueba de orina para el cáncer de vejiga podría reemplazar miles de cistoscopias invasivas

Cada año, como ejemplo, en Inglaterra, se realizan más de 300.000 cistoscopias; sin embargo, alrededor del 80% de los pacientes con hematuria que se han sometido a esta prueba no tienen cáncer ni anomalías patológicas

Investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han desarrollado una nueva prueba de orina dirigida al cáncer de vejiga que podría reducir la necesidad de procedimientos de diagnóstico invasivos y lentos. Y es que cada año, como ejemplo, en Inglaterra, se realizan más de 300 000 cistoscopias; sin embargo, ...

Investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han desarrollado una nueva prueba de orina dirigida al cáncer de vejiga que podría reducir la necesidad de procedimientos de diagnóstico invasivos y lentos. Y es que cada año, como ejemplo, en Inglaterra, se realizan más de 300 000 cistoscopias; sin embargo, alrededor del 80 % de los pacientes con hematuria que se han sometido a esta prueba no tienen cáncer ni anomalías patológicas.

Para la prueba se emplea tecnología de biopsia líquida altamente sensible desarrollada por Nonacus junto con un panel de biomarcadores desarrollado y validado por el Sr. Rik Bryan y el Dr. Douglas Ward del Centro de Investigación del Cáncer de Vejiga de la Universidad, para detectar la presencia de cáncer de vejiga al encontrar ADN del tumor en las células presentes en la orina.

El panel de biomarcadores, que consta de 443 mutaciones genéticas que son comunes en el cáncer de vejiga, ha sido validado en un estudio de secuenciación profunda publicado recientemente en European Urology Oncology.

En este estudio, que fue financiado por Cancer Research UK y el Medical Research Council, los investigadores utilizaron la prueba para analizar la orina de 165 personas con cáncer de vejiga que habían experimentado hematuria (sangre en la orina) y detectaron con éxito la enfermedad en 144 de ellas. ellos (87%).

Los investigadores también analizaron el uso de la prueba en 293 pacientes que ya habían sido tratados por cáncer de vejiga y estaban siendo monitoreados para detectar la reaparición del cáncer. En este entorno, la prueba arrojó una mayor proporción de resultados falsos positivos en comparación con cuando se usó en la clínica de hematuria (37,5 % frente a 15,2 %), con 99 pruebas de orina positivas sin que se observara un tumor por cistoscopia el mismo día. Sin embargo, durante su seguimiento de seguimiento, los pacientes que tuvieron esos resultados positivos tuvieron tasas casi 3 veces más altas (11 % frente a 4 %) de que el cáncer regresó dentro de los 24 meses, lo que indica que la prueba podría ayudar a detectar la enfermedad recurrente antes de que sea visible por cistoscopia (la inspección con cámara de la vejiga). Se necesita más investigación para que la prueba se utilice para la vigilancia.

El investigador principal, Richard Bryan, explicó al respecto que "aunque la cistoscopia es buena para detectar el cáncer de vejiga, es invasiva y consume mucho tiempo para los pacientes, por lo que necesitamos una mejor manera de diagnosticar a los pacientes. En el futuro, nuestra prueba podría ser una forma más fácil de diagnosticar más rápido a las personas con cáncer de vejiga, y podría significar que se pueden evitar decenas de miles de cistoscopias en pacientes sanos cada año".

Iain Foulkes, director ejecutivo de Investigación e Innovación de Cancer Research UK, indicó "estos hallazgos muestran que esta prueba de orina podría ayudar a diagnosticar el cáncer de vejiga más fácilmente. La detección temprana del cáncer es clave para mejorar los resultados de los pacientes y una investigación como esta podría ayudar a identificar a los pacientes que necesitan tratamiento lo antes posible, al tiempo que alivia la presión de los procedimientos de diagnóstico en el NHS. Esperamos ver cómo funciona la prueba en el próximo ensayo clínico".

Los investigadores están trabajando con un proveedor de productos de pruebas genéticas para medicina de precisión y biopsia líquida, para convertir su enfoque en una prueba clínica para que los pacientes la utilicen dentro del NHS, y comenzarán un estudio clínico financiado por Cancer Research UK. e involucró a más de 3.000 pacientes para evaluar cuán poderosa es la prueba para reducir la cantidad de cistoscopias.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts