Publicidad
Publicidad

La acumulación de un biomarcador en la piel ayuda a detectar el Parkinson

La enfermedad de Párkinson representa el segundo trastorno neurodegenerativo relacionado con la edad más común que afecta aproximadamente al 3% de la población a la edad de 65 años y hasta al 5% de los mayores de 85 años.

Un nuevo estudio difu en el ´Journal of Parkinson´s Disease´ halló que la presencia de depósitos neuronales del biomarcador alfa-sinucleína fosforilada (p-syn) en el cerebro y la piel de los pacientes con Parkinson los hace distinguir de las personas con síntomas de parkinsonismo debido a la acumulación de otra proteína, ...

Un nuevo estudio difu en el ´Journal of Parkinson´s Disease´ halló que la presencia de depósitos neuronales del biomarcador alfa-sinucleína fosforilada (p-syn) en el cerebro y la piel de los pacientes con Parkinson los hace distinguir de las personas con síntomas de parkinsonismo debido a la acumulación de otra proteína, tau. (La diferencia entre la enfermedad de Párkinson y el parkinsonismo radica en que la primera es una enfermedad degenerativa, el segundo una manifestación de la enfermedad de Párkinson, o de otra dolencia, es decir, un síndrome derivado de diferentes causas).

La enfermedad de Párkinson representa el segundo trastorno neurodegenerativo relacionado con la edad más común que afecta aproximadamente al 3% de la población a la edad de 65 años y hasta al 5% de los mayores de 85 años.

Los principales síntomas parkinsonianos se comparten con otras sinucleinopatías, así como con el parkinsonismo atípico, incluida la parálisis supranuclear progresiva (PSP) y el síndrome corticobasal (CBS), los cuales se deben a la acumulación de la proteína tau. A pesar de la superposición clínica con la EP, la PSP se caracteriza por depósitos de tau de 4 repeticiones, principalmente en los ganglios basales, el tronco encefálico y el cerebelo, y el CBS es un síndrome clínico con una neuropatología subyacente heterogénea, representada principalmente por tauopatías pero también por sinucleinopatías.

"La investigación en la EP y otros trastornos neurodegenerativos es encontrar tratamientos capaces de frenar e idealmente prevenir la acumulación de las proteínas patológicas responsables de los diferentes trastornos. Nuestro laboratorio, dirigido por el Prof. Rocco Liguori y el Dr. Vincenzo Donadio, ha pasado la última década buscando biomarcadores confiables de la EP y trastornos relacionados para lograr un diagnóstico preciso y temprano", explicó la autora correspondiente Maria Pia Giannoccaro,del Departamento de Biomedicina. y Ciencias Neuromotoras de la Universidad de Bolonia e IRCCS Istituto delle Scienze Neurologiche di Bologna, Italia.

Los investigadores reclutaron a 26 pacientes con EP, 26 pacientes con PSP (18) o CBS (8) y 26 personas sanas desde mayo de 2014 hasta abril de 2017. A todas las personas se les realizó una biopsia de piel en tres sitios, la pierna, el muslo y el cuello uterino. área, para estudiar los depósitos de p-syn en los nervios de la piel. Descubrieron que todos excepto dos de los pacientes con PSP/CBS no tenían depósitos de p-syn en la piel, al igual que todos los individuos sanos. Por el contrario, todos los pacientes con EP sí mostraron depósito de p-syn.

Los autores de este estudio hallaron que dos pacientes diagnosticados con PSP y CBS, respectivamente, tenían depósitos cutáneos de p-syn. Una posibilidad es que estos dos pacientes hayan sido mal diagnosticados, sin embargo, el diagnóstico fue confirmado por hallazgos clínicos y de resonancia magnética. Otro aspecto a destacar es que algunos pacientes tengan una patología mixta con múltiples trastornos neurodegenerativos que ocurren al mismo tiempo. Ambos pacientes tenían algunas características atípicas más típicas de la EP que podrían sugerir una presentación de sinucleinopatía atípica.

"Hasta donde sabemos, este es el estudio más grande que compara in vivo el depósito periférico de alfa-sinucleína mal plegada en casos de EP y PSP/CBS. Demostramos que la presencia de depósitos de p-syn en la piel distingue con precisión a los pacientes con EP de aquellos con parkinsonismo atípico", señaló la Dra. Giannoccaro.

La diferenciación temprana y el diagnóstico in vivo preciso son importantes, según destacaron los autores, para el manejo clínico y la atención del paciente adecuados, ya que el tratamiento y el pronóstico de la EP, la PSP y el CBS son diferentes. Estos recomiendan más estudios que incluyan muestras más amplias de pacientes para confirmar estos resultados.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts