Publicidad
Publicidad

La estrecha relación entre la neumonía adquirida en la UCI y el Covid persistente

Más de dos tercios de los pacientes ingresados sufre síntomas asociados a este síndrome después del alta hospitalaria.

Los pacientes ingresados por COVID-19 con neumonía adquirida en la UCI suelen presentar síntomas asociados al Covid persistente. Así se deriva de un estudio de investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), liderado por el jefe de grupo en el Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS Antoni Torres. Estos resultados proceden de ...

Los pacientes ingresados por COVID-19 con neumonía adquirida en la UCI suelen presentar síntomas asociados al Covid persistente. Así se deriva de un estudio de investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), liderado por el jefe de grupo en el Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS Antoni Torres.

Estos resultados proceden de la base de datos del estudio CIBERESUCICOVID, financiado por el ISCIII. Ha contado, asimismo, con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), así como la participación del Barcelona Supercomputing Centre (BSC).

En un estudio realizado en 991 pacientes ingresados en 40 UCI españolas (desde el 16 de febrero de 2020 hasta el 01 de enero de 2021) sometidos a seguimiento de tres meses después del alta hospitalaria, se detectaron síntomas persistentes post-COVID-19 en más de dos tercios de los pacientes, si bien la tasa de reingreso hospitalaria se mantuvo baja y solo el 15% necesitó acudir a urgencias.

Un total de 315 pacientes desarrollaron neumonía adquirida en la Unidad de Cuidados Intensivos (ICUAP) y los que requirieron ventilación mecánica invasiva presentaron mayores síntomas persistentes una vez dados de alta. Asimismo, más del 10% seguía necesitando oxígeno en su domicilio.

Según explica Antoni Torres, "en nuestro trabajo hemos determinado que el sexo femenino, la duración de la estancia en UCI, el desarrollo de la neumonía adquirida durante el ingreso y sufrir distrés respiratorio constituyeron factores independientes para una mala salud persistente en los pacientes una vez haber sufrido coronavirus".

La definición de COVID persistente, según una publicación de Lancet Infectious Disease con coordinación del CIBERES, establece como síntomas comunes que se prolongan al menos dos meses, entre otros, la fatiga, dificultad para respirar y disfunción cognitiva, y generalmente tienen un impacto en el funcionamiento diario; con una incidencia e intensidad que no se correlacionan con la gravedad inicial de la enfermedad.

"El reconocimiento de factores asociados con el período agudo es una prioridad de investigación para comprender las secuelas a largo plazo", explica el primer firmante de este trabajo, Ignacio Martín-Loeches, "de ahí que buscásemos realizar un seguimiento pacientes que habían estado ingresados en UCI durante tres meses e identificar los factores asociados a una mala recuperación".

Cuestionario de síntomas, análisis de los ingresos y radiografías de seguimiento

La mala salud post Covid-19 se determinó por un formulario asociado a estos síntomas: disnea, debilidad, astenia, mialgia, tos, entumecimiento, dolor de cabeza, anosmia y ageusia, se registraron las estadías en UCI y hospital, las comorbilidades y la probabilidad de supervivencia; y se realizaron radiografías y tomografías de tórax y pulmón.

Durante la realización del estudio, se encontró que el desarrollo de una neumonía adquirida en la UCI es un factor independiente asociado con una mala recuperación a los 3 meses de seguimiento. "Este es un hallazgo especialmente importante dada la alta incidencia de neumonía nosocomial en pacientes críticos, sobre todo en aquellos que necesitan ventilación mecánica invasiva, por lo que es importante la prevención. La hipótesis es que una segunda infección (ICUAP) aumenta el daño pulmonar, y, en consecuencia, el riesgo de padecer Covid persistente", explica el jefe de grupo del CIBERES en el Hospital Clinic de Barcelona Antoni Torres.

Los investigadores, por lo tanto, consideran necesario realizar otros estudios en esta línea y ponen el foco en la necesidad de la prevención de la neumonía adquirida en la UCI, porque podría tener efectos beneficiosos para paliar el síndrome de la mala salud post Covid.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts