Publicidad
Publicidad

Impacto global de la resistencia a los antimicrobianos: 1,27 millones de muertes en 2019

La resistencia a los antimicrobianos se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo, por encima del VIH/SIDA o la malaria.

La estimación más completa hasta la fecha del impacto global de la resistencia a los antimicrobianos (RAM), publicada por ´The Lancet´ revela que se han producido 1,27 millones de muertes en el mundo, en 2019, como resultado directo de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. Se estima que el VIH/SIDA ...

La estimación más completa hasta la fecha del impacto global de la resistencia a los antimicrobianos (RAM), publicada por ´The Lancet´ revela que se han producido 1,27 millones de muertes en el mundo, en 2019, como resultado directo de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. Se estima que el VIH/SIDA y la malaria causaron 860 000 y 640 000 muertes, respectivamente, durante ese año.

El análisis de 204 países y territorios constata que la RAM se ha convertido en una de las principales causas en todo el mundo, por encima del VIH/SIDA o la malaria y confirma que muchos cientos de miles de muertes se deben a infecciones comunes que antes eran tratables, como infecciones de las vías respiratorias inferiores y del torrente sanguíneo, debido a que las bacterias que las causan se han vuelto resistentes al tratamiento.

Para la elaboración del estudio se utilizaron modelos estadísticos para producir estimaciones del impacto de la RAM en todos los lugares, incluidos aquellos con sin datos, utilizando 471 millones de registros individuales obtenidos de revisiones sistemáticas de literatura, sistemas hospitalarios, sistemas de vigilancia y otras fuentes de datos.

La carga de morbilidad se estimó de dos maneras: muertes causadas directamente por la RAM (es decir, muertes que no habrían ocurrido si las infecciones hubieran sido susceptibles a los medicamentos y, por lo tanto, más tratables) y muertes asociadas con la RAM (es decir, cuando una resistente a los medicamentos estuviera implicada en muertes, pero la resistencia en sí misma puede o no haber sido la causa directa). Las muertes causadas por la RAM y asociadas con ella se calcularon para 204 países y territorios y se informaron para 21 regiones globales y siete superregiones.

La farmacorresistencia en las infecciones de las vías respiratorias inferiores, como la neumonía, tuvo el mayor impacto en la carga de morbilidad de la RAM, ya que causó más de 400 000 muertes y se asoció con más de 1,5 millones de muertes. La resistencia a los medicamentos para las infecciones del torrente sanguíneo, que puede provocar sepsis, una afección potencialmente mortal, causó alrededor de 370 000 muertes y se asoció con casi 1,5 millones de muertes. La resistencia a los medicamentos en las infecciones intraabdominales, comúnmente causadas por apendicitis, condujo directamente a alrededor de 210 000 muertes y se asoció con alrededor de 800 000.

Acciones inmediatas

Este trabajo global destaca, asimismo, la necesidad urgente de aumentar la acción para combatir la RAM y describe acciones inmediatas para los formuladores de políticas que ayudarán a salvar vidas y proteger los sistemas de salud.

Entre las propuestas cabe destacar: optimizar el uso de los antibióticos existentes, tomar más medidas para monitorear y controlar las infecciones y proporcionar más fondos para desarrollar nuevos antibióticos y tratamientos.

El coautor del estudio, el profesor Chris Murray, del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, EE. UU., afirmó, al respecto, que "estos nuevos datos revelan la verdadera escala de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo, y son una señal clara de que debemos actuar ahora para combatir la amenaza".

Las estimaciones anteriores habían pronosticado 10 millones de muertes anuales por resistencia a los antimicrobianos para 2050, pero, como añadió, "ahora sabemos con certeza que ya estamos mucho más cerca de esa cifra de lo que pensábamos. Necesitamos aprovechar estos datos para corregir el curso de la acción e impulsar innovación si queremos mantenernos a la cabeza en la carrera contra la resistencia a los antimicrobianos".

Si bien la RAM representa una amenaza para personas de todas las edades, los autores advierten que los niños pequeños corren un riesgo particularmente alto, con alrededor de una de cada cinco muertes atribuibles a la RAM en niños menores de cinco años.

De los 23 patógenos estudiados, la resistencia a los medicamentos solo en seis ( E. coli, S. aureus, K. pneumoniae, S. pneumoniae, A. baumannii y P. aeruginosa ) condujo directamente a 929 000 muertes y se asoció con 3,57 millones. Una combinación de patógeno y fármaco, S. aureus resistente a la meticilina o MRSA, causó directamente más de 100 000 muertes en 2019, mientras que seis más causaron cada uno entre 50 000 y 100 000 muertes.

En todos los patógenos, la resistencia a dos clases de antibióticos que a menudo se consideran la defensa de primera línea contra las infecciones graves (fluoroquinolonas y antibióticos betalactámicos) representó más del 70 % de las muertes causadas por RAM.

El impacto, según la ubicación

El impacto de los patógenos en la salud varió ampliamente según la ubicación, con muertes atribuibles a RAM en África subsahariana causadas con mayor frecuencia por S. pneumoniae (16% de las muertes) o K. pneumoniae (20%), mientras que alrededor de la mitad de las muertes atribuibles a La RAM en los países de ingresos altos fue causada por S. aureus (26 %) o E. coli (23 %).

Se estimó que las muertes causadas directamente por la RAM eran más altas en el África subsahariana y el sur de Asia, con 24 muertes por 100 000 habitantes y 22 muertes por 100 000 habitantes, respectivamente. La RAM se asoció con 99 muertes por 100 000 en el África subsahariana y 77 muertes por 100 000 en el sur de Asia. En los países de ingresos altos, la RAM condujo directamente a 13 muertes por 100 000 y se asoció con 56 muertes por 100 000.

"Dado que la resistencia varía sustancialmente según el país y la región, es esencial mejorar la recopilación de datos en todo el mundo para ayudarnos a realizar un mejor seguimiento de los niveles de resistencia y equipar a los médicos y legisladores con la información que necesitan para abordar los desafíos más apremiantes que plantea la resistencia a los antimicrobianos. Identificamos brechas de datos graves en muchos países de bajos ingresos, lo que enfatiza una necesidad particular de aumentar la capacidad de laboratorio y la recopilación de datos en estos lugares", señaló, por su parte, la coautora del estudio, la profesora Christiane Dolecek, responsable científica de GRAM con sede en el Centro de Medicina Tropical y Salud Global de la Universidad de Oxford y la Unidad de Investigación de Medicina Tropical Mahidol Oxford (MORU).

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts