Publicidad
Publicidad

El ruido del tráfico se considera el segundo peor factor de riesgo ambiental para la salud pública

Ampliar el conocimiento sobre los efectos nocivos del ruido del tráfico en la salud es fundamental para establecer prioridades e implementar políticas y estrategias de salud pública eficaces centradas en la prevención y el control de enfermedades, incluida la demencia.

El ruido procedente del tráfico rodado en las grandes ciudades se considera el segundo peor factor de riesgo ambiental para la salud pública en Europa, solo superado por la contaminación del aire. Aproximadamente el 20% de la población europea está expuesta a este factor ambiental por encima de los niveles ...

El ruido procedente del tráfico rodado en las grandes ciudades se considera el segundo peor factor de riesgo ambiental para la salud pública en Europa, solo superado por la contaminación del aire. Aproximadamente el 20% de la población europea está expuesta a este factor ambiental por encima de los niveles de referencia recomendados de 55 dB,

Los estudios epidemiológicos han relacionado continuamente el ruido del tráfico con diversas enfermedades y condiciones de salud, como enfermedades coronarias, obesidad y diabetes. Los mecanismos biológicos propuestos para un efecto del ruido sobre la salud son las reacciones de estrés inducidas por el ruido, con activación del sistema nervioso autónomo y endocrino y posterior liberación de hormonas del estrés, afectando varias funciones fisiológicas.

Asimismo, la exposición a la contaminación acústica durante la noche también puede provocar trastornos del sueño y un sueño fragmentado. Estudios experimentales han encontrado relación entre esta fuente de ruido durante la noche y la disfunción endotelial, aumento del estrés oxidativo, alteraciones en el sistema inmunológico y aumento de la inflamación sistémica que, a su vez, se consideran eventos tempranos en la aparición de la demencia y el Alzheimer.

Precisamente, la asociación entre la exposición a largo plazo al tráfico rodado y el ruido de los ferrocarriles y el riesgo de demencia son abordados en un estudio realizado en Dinamarca y publicado en el ´British Medical Journal´.

Los investigadores calcularon el ruido del tráfico rodado y de los ferrocarriles en los lados (o fachadas) más y menos expuestos de todas las direcciones residenciales en Dinamarca. También analizaron los registros de salud nacionales para identificar casos de demencia por todas las causas y diferentes tipos de demencia (enfermedad de Alzheimer, demencia vascular y demencia relacionada con la enfermedad de Parkinson) durante un promedio de 8.5 años. Encontraron 103.500 nuevos casos de demencia durante el período de estudio.

Después de tener en cuenta los factores potencialmente influyentes relacionados con los residentes y sus vecindarios, los investigadores encontraron que una exposición promedio de 10 años al tráfico rodado y al ruido de los ferrocarriles en los lados más y menos expuestos de los edificios se asoció con un mayor riesgo de demencia por todas las causas. Estas asociaciones mostraron un patrón general de mayor riesgo con mayor exposición al ruido, pero con una nivelación o incluso pequeñas disminuciones en el riesgo a niveles de ruido más altos.

Un análisis más detallado por tipo de demencia mostró que tanto el ruido del tráfico rodado como el de los ferrocarriles se asociaron con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer: hasta un 27% más alto para la exposición al ruido del tráfico rodado de 55 dB y hasta un 24% más alto para la exposición al ruido ferroviario de 50 dB. dB en comparación con menos de 40 dB. Sin embargo, solo ruido del ráfico rodado se asoció con un mayor riesgo de demencia vascular y no el ruido de los ferrocarriles.

Efectos del ruido en la salud

Las posibles explicaciones de un efecto del ruido en la salud incluyen la liberación de hormonas del estrés y alteraciones del sueño, lo que conduce a un tipo de enfermedad de las arterias coronarias, cambios en el sistema inmunológico e inflamación, todos los cuales se ven como eventos tempranos en la aparición de la demencia y el Alzheimer. enfermedad.

"Si estos hallazgos se confirman en estudios futuros, podrían tener un gran efecto en la estimación de la carga de enfermedad y los costos de atención médica atribuidos al ruido del transporte. Ampliar nuestro conocimiento sobre los efectos nocivos del ruido en la salud es fundamental para establecer prioridades e implementar políticas y estrategias de salud pública eficaces centradas en la prevención y el control de enfermedades, incluida la demencia ", según los autores.

Aunque se trata de un estudio observacional, por lo que no puede establecer la causa, y los autores señalan algunas limitaciones, como la falta de información sobre los hábitos de estilo de vida, que pueden influir en el riesgo de una persona de desarrollar demencia, y la falta de información sobre factores como como aislamiento acústico en hogares que pueda afectar la exposición personal al ruido. Sin embargo, las fortalezas del estudio incluyeron su gran tamaño, largo tiempo de seguimiento y evaluación de alta calidad de la exposición al ruido de dos fuentes de transporte diferentes.

Las exposiciones generalizadas y sustanciales al ruido en todo el mundo, la gravedad de las consecuencias para la salud asociadas y las limitadas herramientas disponibles para que las personas se protejan, respaldan firmemente el argumento de la OMS de que "la contaminación acústica no solo es una molestia ambiental sino también una amenaza para la salud pública" escriben.

"Reducir el través de programas de tráfico y uso de la tierra o códigos de construcción debería convertirse en una prioridad de alud pública ", concluyen.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts