Publicidad
Publicidad

MAIC: programa multidisciplinar para optimizar el abordaje de la insuficiencia cardiaca en España

Ante el alto impacto de esta enfermedad, cuya prevalencia se sitúa en torno al 2% en los países occidentales (y es casi dos veces superior en nuestro país), así como el desafío que supone para el sistema sanitario, Boehringer Ingelheim España ha impulsado este proyecto para avanzar en los Modelos Asistenciales de Atención al Paciente.

La insuficiencia cardiaca (IC) es una de las enfermedades crónicas con mayor impacto sanitario y económico, por lo que el sistema sanitario debe concebirla como una prioridad en la gestión de la salud. Su prevalencia se sitúa en torno al 2% en los países occidentales, aunque en España "se ha ...

La insuficiencia cardiaca (IC) es una de las enfermedades crónicas con mayor impacto sanitario y económico, por lo que el sistema sanitario debe concebirla como una prioridad en la gestión de la salud. Su prevalencia se sitúa en torno al 2% en los países occidentales, aunque en España "se ha descrito una incidencia casi dos veces superior", tal y como explica Josep Comín, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Bellvitge.

En cuanto al volumen de ingresos hospitalarios, "la IC representa el 3-5% de ellos, siendo la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años, y de hospitalización no programada". Igualmente, "se prevé un aumento en cuanto al número de ingresos hospitalarios a causa de esta enfermedad: un crecimiento del 50% en los próximos 25 años", expone el especialista. A su juicio, "impulsar una transformación de la atención más orientada a las necesidades de una cronicidad, tener una visión poblacional, fomentar una atención equitativa y guiarse por resultados en salud y no en actividad", son parte de las asignaturas pendientes en el abordaje de esta patología.

Abordaje integral y multidisciplinar para el beneficio del paciente

Es posible, no obstante, mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para el cardiólogo, los PIC (Programas de Insuficiencia Cardiaca) y UIC (Unidades de Insuficiencia Cardiaca) "permiten ofrecer un abordaje integral y multidisciplinar a los pacientes con IC y asegurar la continuidad entre la Atención Hospitalaria, la Atención Primaria y la Atención Ambulatoria".

De hecho, diferentes investigaciones de ámbito nacional e internacional han demostrado que estos modelos "consiguen mejorar la calidad de vida de los pacientes, además de aportar otros beneficios como una bajada en el número de ingresos hospitalarios, una menor mortalidad y una reducción de los costes sanitarios", apunta.

En esta línea, consciente del alto impacto de esta dolencia y del desafío que supone la atención a los pacientes con insuficiencia cardiaca para el sistema sanitario, Boehringer Ingelheim España ha creado MAIC, un programa para avanzar en la optimización de los Modelos Asistenciales de Atención al Paciente con Insuficiencia Cardiaca.

El primer paso del programa MAIC, señala Joan Heras, gerente de Acceso al Mercado del laboratorio alemán, se refleja en un informe realizado por un grupo multidisciplinar en el que han participado profesionales de Cardiología, Medicina Interna, Medicina de Familia y Comunitaria, Epidemiología, Enfermería, Gestión y Asociaciones de Pacientes. Ello ha permitido "tener en cuenta todas las perspectivas, experiencias y conocimientos con el objetivo de mejorar el día a día de quienes conviven con patologías crónicas como la insuficiencia cardiaca, tanto pacientes como cuidadores y profesionales sanitarios", contribuyendo así "a una gestión de la insuficiencia cardiaca más sostenible para el sistema".

Para leer el artículo completo, haz clic en el PDF adjunto

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.