Publicidad
Publicidad

Detectan un mayor riesgo de preeclampsia e hipertensión en embarazos procedentes de embriones criopreservados

La preparación del útero con hormonas en un ciclo artificial se asocia significativamente con un mayor riesgo de trastornos vasculares que aquellos con ovulación preservada y transferencias de embriones frescos.

El uso de embriones congelados ha aumentado en la Fertilización In Vitro (FIV) en los últimos años y un amplio estudio de cohorte realizado a partir del registro nacional de FIV de Francia, ...

El uso de embriones congelados ha aumentado en la Fertilización In Vitro (FIV) en los últimos años y un amplio estudio de cohorte realizado a partir del registro nacional de FIV de Francia, que incluyó casi 70.000 embarazos nacidos después de 22 semanas de gestación entre 2013 y 2018, encontró un mayor riesgo de preeclampsia e hipertensión en embarazos derivados de congelación-descongelación embriones. Se detectó un riesgo significativamente mayor en aquellos tratamientos en los que se preparó el útero para la implantación con terapias de reemplazo hormonal.

Se trata del primer estudio a gran escala que identifica una asociación entre un útero preparado hormonalmente (ciclo artificial) y un riesgo significativamente mayor de preeclampsia en embarazos después de la transferencia de un embrión congelado-descongelado. El trabajo ha sido presentado por la Dra. Sylvie Epelboin del Hôpital Bichat-Claude Bernard, París, en una reciente reunión anual on line de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE por sus siglas en inglés). El estudio está abalado por la Agencia Francesa de Biomedecina.

Efectos de la FIV

De los resultados de este trabajo se desprenden dos consideraciones importantes en relación a la FIV, según se expuso: los efectos potencialmente dañinos sobre patologías vasculares de dosis altas y prolongadas de terapias de reemplazo hormonal utilizadas para preparar el útero para la implantación de embriones congelados-descongelados; y el efecto protector de un cuerpo lúteo, presente en ciclos naturales o estimulados para la transferencia de embriones. La terapia de reemplazo hormonal administrada para preparar el útero para la transferencia de embriones, explicó la Dra. Epelboin, suprime la ovulación y, por lo tanto, la formación del cuerpo lúteo.

Los resultados mostraron una mayor tasa de preeclampsia con embriones congelados transferidos en el ciclo congelado artificial (es decir, preparado con terapia hormonal) (5,3%) que en un ciclo ovulatorio (2,3%) o en ciclos frescos (2,4%). Las tasas se encontraron igualmente distintas en la hipertensión inducida por el embarazo (4,7% frente a 3,4% frente a 3,3%). Estas diferencias fueron estadísticamente significativas, incluso después de ajustar las características maternas (edad, paridad, tabaco, obesidad, antecedentes de diabetes, hipertensión, endometriosis, ovarios poliquísticos, insuficiencia ovárica prematura) para evitar sesgos.

La Dra. Epelboin y sus colegas concluyeron que el estudio demuestra que la preparación del útero con hormonas en un ciclo artificial se asocia significativamente con un mayor riesgo de trastornos vasculares que los ciclos con ovulación preservada y transferencias de embriones frescos.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts