Publicidad
Publicidad

Un componente del colesterol induce la producción de vesículas que promueven el cáncer

Las vesículas extracelulares juegan un papel importante en la fisiología normal, pero también han estado implicadas antes en la biología del cáncer.

Científicos que trabajan para comprender los procesos celulares que relacionan el colesterol alto con la recurrencia del cáncer de mama y la metástasis han detectado que un subproducto del metabolismo del colesterol hace ...

Científicos que trabajan para comprender los procesos celulares que relacionan el colesterol alto con la recurrencia del cáncer de mama y la metástasis han detectado que un subproducto del metabolismo del colesterol hace que algunas células envíen señales que promueven el cáncer a otras células. Estas señales están empaquetadas en compartimentos unidos a la membrana llamados vesículas extracelulares.

El hallazgo, publicado en la revista ´Endocrinology´ podría conducir al desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer, dicen los investigadores.

"Las vesículas extracelulares juegan un papel importante en la fisiología normal, pero también han estado implicadas antes en la biología del cáncer", señaló uno de los responsables del estudio, Erik Nelson, profesor de fisiología molecular e integrativa en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign. "Estas partículas transportan carga de una celda a otra. Esta carga es importante porque es diversa y actúa como una red de comunicación. Pero se sabe muy poco sobre lo que regula las vesículas".

En estudios anteriores, Nelson y sus colegas encontraron que el 27-hidroxicolesterol, un subproducto del metabolismo del colesterol, promueve el crecimiento tumoral al unirse a los receptores de estrógeno en varios tejidos, lo que estimula la proliferación y el crecimiento de las células cancerosas que responden al estrógeno. Los investigadores también descubrieron que 27HC suprime la función inmunológica.

Para comprender con mayor precisión cómo actúa el 27HC en las células, en el nuevo estudio el equipo expuso varios tipos de células al metabolito, incluidas las células inmunes conocidas como neutrófilos polimorfonucleares.

"Cuando tratamos a los neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco, con 27-hidroxicolesterol, comenzaron a arrojar vesículas extracelulares", expuso Nelson.

Los investigadores encontraron que las vesículas contenían un grupo de moléculas de señalización, y cuando se inyectaban en modelos de ratón de cáncer de mama, las vesículas "promovieron tanto el crecimiento del tumor de mama como la metástasis del cáncer de mama", indicó Nelson.

"Este es un estudio importante porque establece que una hormona o un metabolito puede regular estas vesículas extracelulares. Comprender cómo funciona este sistema podría resultar terapéuticamente útil", concluyò el científico.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts