Publicidad
Publicidad

Identifican una nueva forma de esclerosis lateral amiotrófica que afecta a los niños

Se ha podido comprobar que la ELA puede ser causada por cambios en la forma en que el cuerpo regula los niveles de un tipo específico de lípidos, los esfingolípidos.

Científicos internacionales han identificado una nueva forma de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), o enfermedad de Lou Gehrig, que afecta a los niños. Por primera vez se ha podido demostrar que este trastorno neurológico que destruye progresivamente los nervios que controlan los músculos en el cerebro y la médula espinal y ...

Científicos internacionales han identificado una nueva forma de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), o enfermedad de Lou Gehrig, que afecta a los niños. Por primera vez se ha podido demostrar que este trastorno neurológico que destruye progresivamente los nervios que controlan los músculos en el cerebro y la médula espinal y conduce a la parálisis. puede ser causada por cambios en la forma en que el cuerpo regula los niveles de una clase específica de lípidos, los esfingolípidos.

Este estudio colaborativo internacional, denominado "Esclerosis lateral amiotrófica infantil causada por un exceso de síntesis de esfingolípidos", y publicado en ´Nature Medicine´ es el primer ejemplo de una mutación que perturba una vía metabólica específica como causante de ELA. "La ELA es una enfermedad paralizante y a menudo mortal que suele afectar a personas de mediana edad. Hemos descubierto que una forma genética de la enfermedad también puede amenazar a los niños. Nuestros resultados demuestran por primera vez que esta patología puede estar causada por cambios en el modo en que el organismo metaboliza los lípidos", expuso el investigador principal del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS), Carsten Bönnemann.

Al comprender que el SPTLC1 mutante conducía a niveles excesivos de esfingolípidos, los investigadores razonaron que si podían desactivar el gen SPTLC1 mutante utilizando un ARN pequeño e interferente (ARNip), podrían restaurar los niveles normales de esfingolípidos. De hecho, este enfoque parece prometedor para tratar potencialmente este tipo de ELA poco común.

Los investigadores examinaron los exomas de los pacientes, las secuencias de ADN que contienen las instrucciones para producir proteínas. Encontraron que cada paciente tenía cambios leves en la "ortografía" de SPLTC1, una subunidad (parte) de la enzima SPT. Se trata de una enzima que inicia la producción de esfingolípidos, una clase de lípidos que son muy abundantes en el sistema nervioso y que juegan un papel esencial en el funcionamiento de las células. Cuatro de los pacientes de inicio temprano heredaron cambios en el gen SPTLC1 de uno de los padres, mientras que los otros seis tenían mutaciones de novo (no heredadas de ninguno de los padres), que generalmente surgen cuando las células se dividen rápidamente después de la concepción.

Econtraron, asimismo, que estos pacientes tenían niveles anormalmente altos de esfingolípidos normales, lo que les sugirió una actividad mejorada de la enzima SPT. Según explican en su artículo, "como muchas enzimas, la SPT es inhibida por retroalimentación por sus productos - cuando los esfingolípidos comienzan a acumularse, La actividad de la SPT es ralentizada por las proteínas ORMDL que se unen e inhiben la SPT, evitando la acumulación excesiva de estos lípidos esenciales pero potencialmente tóxicos".

Finalmente, los investigadores determinaron que las mutaciones que causan la ELA interfieren con la capacidad de las proteínas ORMDL para inhibir la SPT. En otras palabras, en esta forma de ALS, el freno ORMDL que normalmente restringe el SPT no está funcionando".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts