Publicidad
Publicidad

Subir escaleras, una opción segura, eficiente y factible para la rehabilitación cardíaca

Si bien está demostrado que el ejercicio y los cambios en el estilo de vida reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular secundaria, las estadísticas muestran que menos de una cuarta parte de los pacientes cardíacos se adhieren a los programas de acondicionamiento físico.

Un equipo de investigadores de la Universidad McMaster que llevó a cabo un estudio con pacientes cardíacos halló que las rutinas de subir escaleras, ya sean intensas o moderadas, brindan importantes beneficios cardiovasculares y musculares para pacientes que realizan rehabilitación cardíaca. Este tipo de ejercicio, aunque sea breve, de distinta intensidad ...

Un equipo de investigadores de la Universidad McMaster que llevó a cabo un estudio con pacientes cardíacos halló que las rutinas de subir escaleras, ya sean intensas o moderadas, brindan importantes beneficios cardiovasculares y musculares para pacientes que realizan rehabilitación cardíaca.

Este tipo de ejercicio, aunque sea breve, de distinta intensidad cambió el estado físico de estos pacientes, que es un factor clave para predecir la mortalidad después de un evento cardíaco", según Maureen MacDonald, una de las investigadoras principales de ambos estudios.

Los investigadores trabajaron en estrecha colaboración con el Centro de Rehabilitación y Salud Cardíaca del Hospital General de Hamilton para desarrollar un protocolo de ejercicio que no precisara equipo o monitoreo especializado y que pudiera realizarse fácilmente fuera de un laboratorio.

Los participantes en el estudio afectados por enfermedad de las arterias coronarias que se habían sometido a un procedimiento cardíaco fueron asignados al azar para ejercicio tradicional de intensidad moderada o subir escaleras vigorosas: tres rondas de seis tramos de 12 escaleras, separados por períodos de recuperación de la caminata, y los participantes seleccionaban su propio ritmo de paso.

Los investigadores compararon los resultados y encontraron que las personas que habían hecho ejercicio tradicional y las que habían subido escaleras aumentaron su aptitud cardiorrespiratoria después de cuatro semanas de entrenamiento supervisado y mantuvieron esos niveles durante ocho semanas adicionales de entrenamiento sin supervisión.

"Estos pacientes que se habían sometido a un procedimiento de derivación coronaria o stent tenían un músculo comprometido, en comparación con los controles sanos de la misma edad", explicó el profesor Stuart Phillips, responsable de supervisar el análisis del tejido muscular extraído durante el estudio.

Anteriormente, se habían realizado muy pocos estudios sobre el impacto del ejercicio en el músculo de los pacientes cardíacos específicamente. Este análisis muestra que los pacientes cardíacos aún pueden reparar y desarrollar el músculo perdido.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts