Publicidad
Publicidad

Un grupo de 18 prestigiosos científicos avala la tesis de que el Covid escapó de un laboratorio en China

Los profesionales publicaron una carta en la reconocida revista `Science´ para solicitar que se realice una investigación transparente y objetiva, sujeta a una supervisión independiente.

Un grupo de prestigiosos científicos encienden la polémica por el origen del Covid-19. A pesar de que el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 30 de marzo, defendía que ...

Un grupo de prestigiosos científicos encienden la polémica por el origen del Covid-19.

A pesar de que el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 30 de marzo, defendía que la teoría más probable era una transmisión de murciélagos a seres humanos a través de otro animal, los profesionales de la comunidad científica consideran que (en realidad) escapó de un laboratorio de China.

Así lo demuestra la carta publicada en la reconocida revista `Science´ por un equipo internacional de investigadores de primera línea. Los 18 profesionales afirman que necesitan profundizar más para determinar el origen de la pandemia del Covid-19.

"Las teorías de la liberación accidental desde un laboratorio y de la propagación zoonótica, siguen siendo viables" señalan en el artículo donde están presentes las firmas de científicos reconocidos como Jesse Bloom, Alina Chan, Ralph Baric, Akiko Iwasaki y David Relman.

Para poder definir con precisión el origen del Covid-19, los científicos piden hacer un examen adecuado, transparente, objetivo y basado en datos probados sobre el origen del Sars-Cov-2. Una iniciativa que se encontraría con la traba del régimen de China, que ya ha demostrado su poco interés en colaborar con las investigaciones internacionales.

No obstante, los 18 científicos destacan que "saber cómo surgió el Covid-19" es "fundamental para informar sobre las estrategias globales para mitigar el riesgo de futuros brotes".

En la publicación recuerdan que, en un determinado momento, tras la publicación del último informe, el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, comentó que las pruebas que apoyaban un accidente de laboratorio eran insuficientes, pero que era necesario realizar una investigación más amplia.

Ahora, ellos le toman la palabra y explican que "como científicos con experiencia relevante" están de acuerdo con el directivo de la Organización Mundial de la Salud, así como con "Estados Unidos y otros 13 países, y con la Unión Europea", en que "es necesario y factible lograr una mayor claridad sobre los orígenes de esta pandemia".

Nicholas Wade, a favor

El reconocido periodista científico Nicholas Wade respalda la teoría de que el coronavirus escapó de un laboratorio en Wuhan. En este sentido, apunta a que no solo es una hipótesis muy plausible, sino que "es la más probable".

"Me parece que los defensores de la fuga de laboratorio pueden explicar todos los datos disponibles sobre el SARS 2 mucho más fácilmente que aquellos que favorecen la emergencia natural", escribe Wade en su artículo de 30 páginas que fue publicado en el Bulletin of Atomic Scientists, una prestigiosa revista que trata temas relacionados con la seguridad mundial y las políticas públicas.

El principal argumento de Wade a favor de la teoría de un virus creado en laboratorio es que el patógeno fue desde el primer momento particularmente adecuado para infectar a los humanos mientras, por el contrario, hay poca o nula evidencia que muestre una evolución natural de un virus de los murciélagos a un virus que ataca a las personas.

En su muy fundamentado artículo, Wade comparó el nuevo patógeno al virus SARS1, que surgió en 2003 en los países del sudeste asiático, y MERS, que causa el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio. En el caso de estos dos virus su origen animal fue identificado con relativa facilidad por los científicos, algo que no ocurrió en el caso del nuevo coronavirus.

"Nadie ha encontrado la población de murciélagos que fue la fuente del SARS2, si es que alguna vez infectó a los murciélagos. No se ha presentado ningún huésped intermedio, a pesar de una búsqueda intensiva por parte de las autoridades chinas que incluyó la prueba de 80.000 animales", escribió el experimentado periodista, que trabajó para The New York Times y revistas como Science y Nature.

A lo que agrega: "No hay evidencia de que el virus realice múltiples saltos independientes desde su huésped intermedio a las personas, como lo hicieron los virus SARS1 y MERS. No hay evidencia de los registros de vigilancia hospitalaria de que la epidemia estuviera cobrando fuerza en la población a medida que evolucionaba el virus. No hay explicación de por qué debería estallar una epidemia natural en Wuhan y en ningún otro lugar".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts