Publicidad
Publicidad

Reconocimiento a la capacidad de adaptación del sistema sanitario español

La sanidad española, que se ha situado como referente mundial en repetidas ocasiones, será galardonada en la tercera edición de los Best Spanish Hospitals Awards®

Los premios, organizados por Higia Benchmarking y ASHO, tienen como objetivo poner en relieve la labor de los hospitales del tejido sanitario español en un año en que la sanidad ha demostrado su valía y capacidad de adaptación en un contexto de crisis mundial generada por la pandemia del covid-19. ...

Los premios, organizados por Higia Benchmarking y ASHO, tienen como objetivo poner en relieve la labor de los hospitales del tejido sanitario español en un año en que la sanidad ha demostrado su valía y capacidad de adaptación en un contexto de crisis mundial generada por la pandemia del covid-19. La última edición del certamen reconoció el trabajo de 105 centros sanitarios de todo el país (52 públicos y 53 privados), un 25% más que en 2019, año en el que participaron 80 hospitales.

Entidades de reconocimiento global como la Organización Mundial de la Salud han destacado la calidad del sector sanitario español situándolo, en el caso de la OMS, como el séptimo mejor sistema sanitario del mundo en 2020. A pesar de adversidades económicas como la crisis del 2008 que provocó una disminución del gasto público en Sanidad, el sector ha conseguido mantenerse como un referente en los rankings internacionales.

El sistema sanitario español es un sistema mixto donde conviven el Sistema Nacional de Salud (SNS), que es gestionado por los entes públicos, junto a una extensa red hospitalaria privada. "Gracias a esta red, en España se disfruta de una atención universalizada que llega al 99% de la población", señala Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO. Así, la conocida como atención primaria, aglutina el 90% de las atenciones sanitarias, siendo un servicio cercano y con una gran calidad. "La descentralización de la gestión permite que la atención esencial esté al alcance de todos los ciudadanos", apunta el CEO de Higia Benchmarking, Toni Hidalgo, quien destaca la accesibilidad geográfica de los centros de salud. Además, prosigue el experto, "la red privada de sanidad permite aligerar los tiempos de espera para las especialidades".

Por otro lado, las competencias en materia de Sanidad están transferidas a las Comunidades Autónomas, por lo que las diferencias en el gasto público son dispares. Así, la comunidad que más gasta proporcionalmente, según datos del Ministerio de Sanidad, es Extremadura (8,6%) y la que menos, Madrid (3,7%).

Líderes en trasplantes de órganos

Esta cobertura universal se complementa con el liderazgo del sistema de salud español en una serie de servicios clave, así como una gran cobertura en el tratamiento de enfermedades. Así, España es una referencia en cuanto a trasplantes de órganos. Isabel Sarabia, directora de metodología de Higia Benchmarking, asegura que "el sistema español de trasplantes es estudiado y aplaudido por todo el mundo". Además añade que "se basa en una gran red de solidaridad, ya que los españoles son también líderes en donación de órganos". En perspectiva, los datos de trasplantes españoles son reveladores. Según el Registro Mundial de Transplantes, España realizó el 20% de las donaciones de órganos del total de la Unión Europea y el 6% de las registradas en todo el mundo.

Por otro lado, el director comercial de ASHO, Carlos Sevillano, señala como una de las grandes fortalezas del sistema sanitario nacional a la calidad de sus profesionales. "En España la mayoría de las personas que acceden a la carrera sanitaria lo hace por vocación", asegura el experto, y añade que "la calidad de la formación sanitaria del país se demuestra en que los países europeos demandan profesionales formados en España."

Un año convulso

Después de un año de pandemia, el covid-19 ha tensionado el sistema sanitario al límite, al igual que a los sanitarios que lo componen. "No se puede estar preparado para una contingencia de este calibre", considera Isabel Sarabia, quien señala que "a pesar de todo el sistema ha aguantado". La experta destaca la flexibilidad del sistema sanitario como uno de los factores que han hecho que el mismo haya podido aguantar la presión, a pesar de los recortes progresivos que han ido sucediendo debido a la crisis económica de 2008.


En este contexto, Ruth Cuscó destaca la implicación de los profesionales sanitarios: "El virus ha obligado a muchas personas a requerir ingreso en las UCI, que no estaban diseñadas para soportar estas contingencias. En ese momento el factor humano ha jugado un papel clave." Así como las fortalezas, la pandemia ha sacado a relucir también las debilidades del sistema, que se han mitigado por la gran profesionalidad y efectividad en la gestión sanitaria para enfrentarse a un problema desconocido. Los profesionales sanitarios urgen de más recursos, más personal y más implicación para hacer frente a las eventualidades futuras.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.