Publicidad
Publicidad

El riesgo cardiovascular ante la obesidad y la dieta alta en sal es diferente en mujeres y hombres

La obesidad y el alto consumo de sal incrementan el riesgo cardiovascular en mujeres más que en hombres al tener niveles más altos de dos hormonas como son la leptina y la aldosterona, según un estudio de la Facultad de Medicina de Georgia.

Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Georgia, perteneciente a Augusta University (Estados Unidos) revela que las mujeres con obesidad y con un consumo de una dieta rica en sal tienen más riesgo cardiovascular que los hombres. La investigación, presentada en el ´American Physiological Society Annual Meeting ...

Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Georgia, perteneciente a Augusta University (Estados Unidos) revela que las mujeres con obesidad y con un consumo de una dieta rica en sal tienen más riesgo cardiovascular que los hombres.

La investigación, presentada en el ´American Physiological Society Annual Meeting at Experimental Biology 2021´. pone de manifiesto que la obesidad y el alto consumo de sal incrementan el riesgo cardiovascular en mujeres al tener niveles más altos de dos hormonas como son la leptina y la aldosterona, las cuales preparan el escenario para las disparidades cardiovasculares potencialmente mortales.

El estudio ha demostrado que en las mujeres la leptina hace que las glándulas suprarrenales, que generan aldosterona, produzcan mayores niveles este tipo de constrictor de vasos sanguíneos. Al igual que sucede con la leptina, las mujeres, independientemente de su peso, ya tienen de por sí niveles más altos de aldosterona y también glándulas suprarrenales más grandes.

Asimismo, la leptina aumenta la producción del óxido nítrico vasodilatador, que reduce la presión arterial, en los ratones machos, una de las muchas diferencias cardiovasculares que están encontrando entre machos y hembras.

Por otra parte, se ha detectado que las mujeres son más sensibles a la sal que los varones. Se sabe que la ingesta alta de sodio eleva la presión arterial al aumentar la retención de líquidos, y tanto las mujeres premenopáusicas como las posmenopáusicas son más sensibles a la sal que los hombres.

Debido a que las mujeres ya producen más aldosterona, y la respuesta normal del cuerpo cuando se ingiere mucha sal es producir aún más aldosterona para ayudar a eliminar parte de ella, su equipo ahora propone que las mujeres parecen tener una capacidad deteriorada para reducir tanto la aldosterona. niveles de la enzima que produce la aldosterona y la propia hormona, lo que los hace más sensibles a la sal.

Para complicar aún más el escenario, el alto contenido de sal aumenta el receptor de leptina suprarrenal en las mujeres, proporcionando más puntos de acción para la leptina, lo que probablemente ayude a explicar por qué los niveles de aldosterona no disminuyen en las mujeres como lo hacen en los hombres.



Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.