Publicidad
Publicidad

Un estudio internacional arroja luz sobre las principales causas de las hemorroides

Pese a estar identificados factores que provocan la aparición de las hemorroides, hasta ahora no se había planteado que las personas podrían estar genéticamente predispuestas a esta patología proctológica.

Las hemorroides, conocida patología anorrectal prevalente caracterizada por venas dilatadas e inflamadas en el ano y en el recto, afecta a una gran parte de la población que suele sufrirlas silenciosamente, pero su etiología, incluida la presunta predisposición genética, es poco conocida. Como consecuencia de la escasa investigación y por ...

Las hemorroides, conocida patología anorrectal prevalente caracterizada por venas dilatadas e inflamadas en el ano y en el recto, afecta a una gran parte de la población que suele sufrirlas silenciosamente, pero su etiología, incluida la presunta predisposición genética, es poco conocida. Como consecuencia de la escasa investigación y por ser, muchas veces callado por los pacientes, solo se han sugerido factores de riesgo no genéticos, incluido un estilo de vida sedentario , obesidad, ingesta reducida de fibra dietética, pasar demasiado tiempo en el inodoro o esforzarse durante la defecación, entre otros, lo que ha influido en que la etiología de la enfermedad aún no está clara

Al respecto, un estudio internacional coordinado por la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad australiana de Monash analizó, por primera vez, la composición genética de casi 1 millón de personas a través de una colaboración mundial y proporciona información importante para comprender esta patología.

El estudio, dirigido por el Dr. Tenghao Zheng, autor principal e investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Monash, analizó millones de cambios en el ADN del genoma de 218,920 pacientes y 725,213 personas sanas Se identificaron 102 regiones genómicas nuevas que presentan riesgo de enfermedad hemorroidal. Descubrieron que estos genes se expresan principalmente en los vasos sanguíneos y los tejidos gastrointestinales, y colectivamente participan en el control de la función del músculo liso y el desarrollo y la integridad de las estructuras epiteliales y endoteliales en el intestino.

"Nuestro estudio nos llevó a concluir que la enfermedad hemorroidal es el resultado de una disfunción del tejido conjuntivo, epitelial y del músculo liso", explicó el Dr. Zheng, y con una heredabilidad escasa pero detectable estimada en un 5%".

La investigación allana el terreno para el análisis de seguimiento genéticos y mecánicos más detallados, la búsqueda de genes y rutas terapéuticamente procesables y la eventual explotación para la adopción de medidas preventivas basadas en la predisposición individual computada.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts