Publicidad
Publicidad

Investigan los vínculos entre la dieta, el microbioma intestinal y la inflamación

Los alimentos de origen animal y procesados así como azucarados podrían estar vinculados al microbioma intestinal inflamatorio.

La dieta puede repercutir directamente en el microbioma intestinal que afecta directamente a las respuestas inflamatorias en el intestino, según un estudio de la Universidad de Groningen en los Países Bajos, y publicado en la revista ´Gut´ (BMJ). El estudio contempló la asociación entre 173 factores dietéticos y el microbioma de ...

La dieta puede repercutir directamente en el microbioma intestinal que afecta directamente a las respuestas inflamatorias en el intestino, según un estudio de la Universidad de Groningen en los Países Bajos, y publicado en la revista ´Gut´ (BMJ).

El estudio contempló la asociación entre 173 factores dietéticos y el microbioma de 1425 individuos en cuatro cohortes, incluidos individuos con enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o síndrome del intestino irritable, y miembros de la población en general. La composición y función microbianas intestinales se perfilaron mediante secuenciación metagenómica de escopeta. Se utilizaron cuestionarios de frecuencia alimentaria para evaluar la ingesta dietética.

Los investigadores identificaron 38 asociaciones entre patrones dietéticos y grupos microbianos. En todos los individuos, 61 alimentos y nutrientes individuales se asociaron con 61 especies y 249 vías metabólicas (tasa de descubrimiento falso <0,05).

Los alimentos procesados y los derivados de animales se asociaron sistemáticamente con un mayor volumen relativo de especies bacterianas "oportunistas", incluidas ciertas bacterias pertenecientes a Firmicutes y Ruminococcus sp, y con una actividad proinflamatoria. Asimismo, comida rápida compuesto por carnes, patatas fritas, mayonesa y refrescos se asoció con un grupo de bacterias "poco amistosas" Clostridium bolteae, Coprobacillus y Lachnospiraceae en todos los participantes del estudio. Mientras, alimentos vegetales y pescado se relacionaron con especies bacterianas "amistosas" implicadas en la actividad antiinflamatoria.

"Los hallazgos sugieren respuestas compartidas de la microbiota intestinal y la dieta entre pacientes con enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, síndrome del intestino irritable y la población en general que pueden ser relevantes para otros contextos de enfermedad en los que la inflamación, los cambios microbianos intestinales y la nutrición son factores clave", indicaron los autores.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts