Publicidad
Publicidad

El tratamiento del dolor crónico exige coordinación, prevención, seguimiento y atención integral

El actual modelo de atención centrada en la persona con enfermedad y dolor crónicos ha sido analizado en un acto online organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.

El modelo de atención centrada en la persona con enfermedad y dolor crónicos necesita ser revisado. La lectura que se ha podido extraer de un evento organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) muestra que el actual modelo ha quedado obsoleto y no cumple las necesidades de las ...

El modelo de atención centrada en la persona con enfermedad y dolor crónicos necesita ser revisado. La lectura que se ha podido extraer de un evento organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) muestra que el actual modelo ha quedado obsoleto y no cumple las necesidades de las personas que sufren de esta dolencia que, en algunos casos, incluso puede impedirles hacer una vida normal.

Carina Escobar, presidenta de la POP, habla de "infra tratamiento e infra diagnóstico" en lo relativo al dolor crónico, que afecta a un 17% de la población, del cual el 11% llega a ser un dolor crónico discapacitante. Escobar ha denunciado que los pacientes se enfrentan a una situación de "banalización o falta de escucha activa" por parte de los profesionales sanitarios, que tratan esta enfermedad como algo que hay que "aguantar". Esto se debe, señala, a la falta de formación y capacitación de los médicos respecto a la capacitación del dolor.

Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Pedro Juan Ibor, Coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor de SEMERGEN ha indicado que la formación "es un tema que estamos intentando llevar a cabo entre todos. Hay un Real Decreto que es un reglamento relacionado con formación transversal en Ciencias de la Salud, con áreas de capacitación específica. Eso podrá hacer que mejore incluso esa relación de distintos escalones, incluido lo relativo al dolor crónico".

Patricia Lacruz, directora general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, ha expuesto la necesidad de un "abordaje holístico, una visión integral, tiene que tener un continuo. Y desde luego dos claves: la comunicación médico-paciente y la atención multidisciplinar al mismo".

Teniendo en cuenta que al menos un 26% los pacientes con dolor crónico (según se ha cifrado durante el evento) son tratados en Primaria. "Esta no puede derivar a las unidades del dolor directamente, con lo cual se alargan los tiempos y el dolor se alarga en el tiempo", ha recordado Escobar.

Al respecto, Víctor Mayoral, presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), ha explicado cómo en estas unidades el paciente "siente" que "todo gira" alrededor del dolor. Lo importante, ha expresado, es el "amplio espectro de opciones terapéuticas" al que puede acceder el afectado. Muchas, ha añadido, en coordinación con Primaria.

Esa ha sido otra de las cuestiones del debate: la coordinación. Entre diferentes ámbitos de la Sanidad, pero también entre administraciones. En opinión de Sebastià Santaeugènia, director Programa de Prevención y Atención a la Cronicidad y Plan Director Sociosanitario. Department de Salut de la Generalitat de Catalunya, hay "demasiadas" barreras internas en la "atención integrada vertical entre la atención Primaria y la Hospitalaria", y a la hora de desarrollar criterios claros de derivación, flujos continuados de compartición de información. "Y esta visión centrada en la persona y no en la enfermedad, que son temas a mejorar".

Santaeugènia ha remitido al último informe de la Evaluación de la Estrategia de Cronicidad: "en la Primaria tenemos gran falta de trabajo con equipos de rehabilitación para garantizar una atención interdisciplinar conjunta". Y ha vislumbrado un reto, que es el de poner de acuerdo a las administraciones autonómicas para integrar los ámbitos sanitario y social y así "atender a las necesidades biopsicosociales, emocionales y espirituales para la persona con dolor crónico".

De esta falta de coordinación derivan varias consecuencias. Entre ellas, las largas listas de espera para tratarse en una Unidad del dolor. Y aquí la importancia recae en la Atención Primaria, cree Ibor. "Un 80% de pacientes que presentan dolor, deben solucionarse ese dolor en Primaria. No son tributarios de pasar a unidades del dolor". Lo que preocupa a Escobar no es que todos los pacientes con dolor puedan ser tratados en dichas unidades, sino que se ataje el dolor lo antes posible. "Cuantos más años tardemos en tratar el dolor, más complejo es".

En la mesa redonda que tuvo lugar durante el encuentro también hubo lugar para la reivindicación. Por parte de Mayoral, deberían agilizarse las listas de espera en Rehabilitación; poner a un coordinador a nivel nacional que ponga en marcha un plan sobre el dolor crónico y que el historial clínico compartido para todos los territorios sea posible "ya".

Desde la Generalitat, Santaeugènia aborda el plano de la atención psicológica. "Es una de las cosas que tenemos que mejorar. Disponer de psicólogos para el abordaje del dolor, en unidades de cuidados paliativos, en unidades de enfermedades neurodegenerativas… La psicología clínica como única especialidad reconocida en el sistema, forma una parcela pequeña del SNS. Es algo que tendríamos que revisar a largo plazo. Cada año, solo se forman a 180 psicólogos dentro del sistema PIR. Hay que ver cómo mejoramos la presencia de psicólogos en el sistema", ha desarrollado.

Escobar ha reconocido el papel vital que tienen las asociaciones de pacientes para ayudar a las personas que sufren de dolor crónico. Una labor que tiene que enfocarse en la información. "Hace falta más información ligada al dolor y a la enfermedad".

Lacruz, durante su intervención, también ha señalado el problema de la medicalización del dolor, cuestión objeto de estudio en el marco de la Comisión Permanente de Farmacia. "Los datos de consumo de opioides en España se han ido incrementando a lo largo de los años. En comparación con la utilización de estos fármacos, el informe anual de JIFE (la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes) indica que España ocupa la cuarta posición en la utilización del mayor principio activo que se consume en materia de opioides: el fentanilo, y en sus fórmulas de liberación rápida. Antes están EEUU, Alemania y Reino Unido".

El dolor crónico supone un coste de 16.000 millones de euros anuales (un 2,5% del PIB español), según datos de la SED que ha mostrado María Gálvez, directora de la POP, durante la presentación del informe.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts