En España se han documentado 2.300 casos de recién nacidos de madres con covid-19


19-02-2021
Durante la reunión Hot Topics en Neonatología 2021, expertos abordarán las actualizaciones de los puntos críticos en esta área y los últimos resultados del Registro Nacional sobre la infección covid-19 en Recién Nacidos y sus madres, llevado a cabo por la Sociedad Española de Neonatología (SENEO)
 

Este jueves 11 de febrero se celebra de manera virtual la reunión anual de referencia Hot Topics en Neonatología, organizada por la Fundación IMAS (Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria), avalada por la Sociedad Española de Neonatología (SENEO) y coordinada por el doctor Manuel Sánchez Luna, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Durante la reunión, se realizará un resumen de los puntos críticos que existen ahora mismo en neonatología y se trasladarán las nuevas formas de entender y de prevenir la enfermedad de los recién nacidos. Además, se compartirán los avances presentados en diciembre de 2020 en la reunión anual e internacional Hot Topics in Neonatology.

Dada la situación actual, uno de los puntos críticos que evaluarán los expertos será cómo ha afectado la covid-19 a los recién nacidos. La doctora Belén Fernández Colomer, del Hospital Universitario Central de Asturias y Coordinadora de la Comisión de Infecciones de la SENEO, confrontará los resultados obtenidos del Registro Nacional sobre la infección COVID-19 en Recién Nacidos y sus madres llevado a cabo por la SENEO, publicados recientemente, con el registro y recomendaciones que hace la American Academy of Pediatrics. "Los resultados son muy parecidos y, de alguna manera, coinciden también con nuestras conclusiones", adelanta el Sánchez Luna.

Según los resultados del registro de la SENEO, que cuenta con 2.300 casos documentados de recién nacidos de madres con coronavirus, "es muy rara, si es que existe, la transmisión antes del nacimiento de la madre al hijo y cuando los recién nacidos se infectan (ahora ya tenemos más de 100 casos comparados con los 40 que publicamos en octubre) estas infecciones siguen siendo leves", explica el doctor Manuel Sánchez Luna. Al principio de la pandemia, la SENEO presentó unas pautas de actuación para el manejo de los recién nacidos de madres con covid-19 mantener el contacto piel con piel entre el bebé y su madre, asegurar la lactancia materna desde el nacimiento y favorecer una transición neonatal lo más similar posible a la que tendría un niño nacido de una madre sin coronavirus. "Desde entonces, se ha comprobado que los beneficios de mantener estas medidas son superiores al riesgo del recién nacido de contraer la enfermedad", destaca el doctor.

Respecto a otras infecciones respiratorias que suelen afectar a los niños, recuerda que el periodo epidémico clásico es de octubre a marzo, pero que este año "debido al aumento de las medidas de higiene, la protección de los niños y desde luego el confinamiento de la primera ola, ha habido una reducción de los casos de infecciones respiratorias clásicas como la bronquiolitis por VRS". Sin embargo, "tenemos que recordar que el VRS era la causa más frecuente de hospitalización en los niños de menos de un año en nuestro país, hasta que ha llegado el SARS-COV-2, y sigue siendo una enfermedad grave, que deja consecuencias sobre todo en los grupos de riesgo y, por tanto, tenemos que estar muy vigilantes no sea que venga un brote epidémico fuera de la temporada habitual", explica.

Asimismo, durante el encuentro, se abordarán también otros temas relevantes para la especialidad. Se realizará una actualización de las normas y recomendaciones de la organización internacional ILCOR (International Liaison Committee on Resuscitation) en el año 2020 para la reanimación de los recién nacidos; y se tratarán los avances en el tratamiento de la displasia broncopulmonar, que es la complicación a largo plazo relacionada con la prematuridad más frecuente. Por otro lado, se discutirá sobre el manejo de los microprematuros, los niños que nacen tras menos de 26 semanas de gestación, y se analizarán los resultados de estudios a largo plazo sobre el cuidado de estos bebés, que tienen como objetivo mejorar no solo la supervivencia, sino la calidad de la vida de estos niños.