Publicidad
Publicidad

Esperanza para las personas con enfermedad renal crónica

De acuerdo con una revisión de siete ensayos clínicos, tomar complementos de coenzima Q10, un compuesto similar a la vitamina que genera energía en nuestras células, puede ayudar a las personas que padecen una enfermedad renal crónica.

Los científicos, al comparar un total de siete estudios clínicos de coenzima Q10, han descubierto que este compuesto similar a la vitamina que se produce de forma natural puede ser valioso para los pacientes con enfermedad renal crónica. Aparentemente, puede reducir significativamente los niveles de colesterol total, colesterol LDL y ...

Los científicos, al comparar un total de siete estudios clínicos de coenzima Q10, han descubierto que este compuesto similar a la vitamina que se produce de forma natural puede ser valioso para los pacientes con enfermedad renal crónica. Aparentemente, puede reducir significativamente los niveles de colesterol total, colesterol LDL y creatinina, todos los cuales se consideran factores de riesgo relacionados con la enfermedad renal. El nuevo metaanálisis se publica en la revista Current Pharmaceutical Design.

Principal causa de muerte

Según investigaciones anteriores, los niveles anormales de colesterol son un peligro potencial para los riñones. Las personas con problemas de colesterol tienen el doble de probabilidades de tener una enfermedad renal crónica con el tiempo, y la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en pacientes con enfermedad renal. Además de aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, el colesterol puede obstruir las arterias renales, cortando así el flujo de sangre a los riñones, lo que puede resultar en la pérdida de la función renal.

Alivio del riñón

Además, existe una relación entre los niveles elevados de creatinina y la enfermedad renal crónica. Cuando los riñones están dañados o afectados por una enfermedad, se reduce su capacidad para filtrar los desechos. La creatinina es un producto de desecho del metabolismo muscular normal, que los riñones sanos normalmente pueden manejar sin problemas. Sin embargo, en los pacientes con enfermedad renal, los niveles de creatinina tienden a aumentar debido a la función renal alterada, por lo que cualquier cosa que pueda disminuir los niveles de creatinina puede ser útil, ya que alivia los riñones.

Ayuda en la insuficiencia cardíaca

La coenzima Q10 ya ha demostrado ser de vital importancia para los pacientes que padecen insuficiencia cardíaca crónica. Un estudio de 2014 publicado en la revista del American College of Cardiology, Heart Failure, mostró que la complementación con coenzima Q10 redujo la mortalidad relacionada con la insuficiencia cardíaca en un 43% y aumentó el músculo cardíaco al aumentar su potencial energético.

Siempre elige preparados con documentación

El cuerpo humano es capaz de sintetizar la coenzima Q10, pero la producción endógena (propia) del compuesto comienza a disminuir a una edad muy temprana. Según los expertos es alrededor de la edad de 20 a 25 años. Además del envejecimiento, ciertas enfermedades parecen agotar los niveles de esta coenzima en el cuerpo, en cuyo caso la complementación puede ser de gran ayuda. Para ello es esencial elegir un preparado de coenzima Q10 con biodisponibilidad documentada, ya que el cuerpo tiene dificultades para absorber el compuesto del tracto digestivo. El producto que se utilizó en el estudio mencionado anteriormente sobre salud cardiovascular es fabricado por un laboratorio danés.

Fuente:

The Effects of Coenzyme Q10 Supplementation on Metabolic Profiles of Patients with Chronic Kidney Disease: A Systematic

Review and Meta-analysis of Randomized Controlled Trials

Journal: Current Pharmaceutical Design Volume: 24, Issue: 3, Year: 2018 Pages:3710-3723

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.