Publicidad
Publicidad

El Hospital Vall d´Hebron sigue siendo la referencia en trasplantes de córnea

El Hospital superó su récord de trasplantes de córnea el año pasado, con 114. El Servicio de Oftalmología ofrece todas las técnicas disponibles en este campo.

El Hospital Universitario Vall d´Hebron fue el año pasado, de nuevo, el primer centro público en número de trasplantes de córnea. El equipo del Servicio de Oftalmología realizó 114 trasplantes, una cifra récord en el Hospital. Se registró un incremento del 40% respecto el 2015, cuando se realizaron 82. Además, ...

El Hospital Universitario Vall d´Hebron fue el año pasado, de nuevo, el primer centro público en número de trasplantes de córnea. El equipo del Servicio de Oftalmología realizó 114 trasplantes, una cifra récord en el Hospital. Se registró un incremento del 40% respecto el 2015, cuando se realizaron 82. Además, el 70% fueron del tipo lamelar, de solo una parte del espesor corneal, que garantiza una recuperación más rápida y segura del paciente. En total, en el 2016 se hicieron más de 1.000 en Cataluña, liderando este tipo de intervención en el Estado, según datos de la Organització Catalana de Trasplantaments.

El trasplante de córnea está indicado para la recuperación visual de los pacientes. Las patologías más habituales que pueden derivar en esta intervención son el edema de córnea, ya sea por distrofia o por una cirugía previa, queratoconos (adelgazamiento de la córnea de origen no inflamatorio más habitual en pacientes jóvenes), infecciones o rechazo de un trasplante previo.

El equipo de trasplante de córnea del Servicio de Oftalmología Vall d´Hebron está formado por 4 cirujanos, el Dr. Javier Puig Galy, la Dra. Laia Bisbe, la Dra. Marta Calatayud y la Dra. Sara Martín, que ofrecen todas las técnicas existentes en este campo. Como explica el Dr. Puig Galy, "una de las ventajas de Vall d´Hebron es que todos los cirujanos estamos capacitados para realizar todas las técnicas". Las intervenciones se realizan en el mismo Hospital o en la Unidad de Cirugía Sin Ingreso Vall d´Hebron, situada en el Parc Sanitari Pere Virgili.

El trasplante de córnea puede ser penetrante o lamelar. En el caso de la técnica penetrante, se trasplanta la totalidad del tejido. Es una de les técnicas más agresivas, ya que hay que poner 16 puntos de sutura, hecho que alarga la recuperación a un periodo entre 6 meses y un año. El trasplante lamelar anterior, que afecta solo a la parte frontal de la córnea, tiene como ventaja que se reduce el rechazo y no hay que exponer  el interior del ojo durante la intervención.

La técnica que se ha desarrollado de forma más reciente y la que ofrece mesjores resultados, es la del trasplante lamelar posterior, en el cual se cambian las capas profundas de la córnea, incorporando menos tejido extraño en el cuerpo. Además, solo hay que poner entre 1 y 3 puntos de sutura, hecho que permite una recuperación visual más rápida. El Dr. Puig Galy destaca que, así, el paciente "enseguida tiene una recuperación visual muy buena y les podemos dar el alta antes".

Normalmente, los pacientes no requieren quedar ingresados y pueden recibir el alta el mismo día de la intervención. A la vez, no hace falta administrar medicamentos inmunosupresores, ya que presentan un riesgo menor de rechazo. En relación a la donación de córneas, el año 2016 se registraron 338 donantes en Vall d´Hebron, un 60% más que el 2015. En el conjunto de Catalunya, el número de donantes el año pasado fue de 1.418, ante los 908 del año anterior.

Además del trabajo en el campo del trasplante de córnea, el Servicio de Oftalmología es centro de referencia CSUR para tumores intra y extraoculares (retinoblastoma y rabdomiosarcoma) en pacientes pediátricos, en tumores orbitarios y en reconstrucción de la superficie ocular compleja (queratoprótesis).

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.