Publicidad
Publicidad

El ejercicio mejora la supervivencia en el cáncer colorectal

30 minutos diarios de actividad física moderada son suficientes para obtener beneficio.

Un estudio dirigido por científicos del Instituto Oncológico Dana-Farber ha demostrado que el ejercicio moderado diario prolonga la supervivencia global (SG) y libre de progresión en los pacientes con cáncer colorectal metastásico. Estudios previos ya habían demostrado que el estilo de vida sedentario es un factor de riesgo para el ...

Un estudio dirigido por científicos del Instituto Oncológico Dana-Farber ha demostrado que el ejercicio moderado diario prolonga la supervivencia global (SG) y libre de progresión en los pacientes con cáncer colorectal metastásico. Estudios previos ya habían demostrado que el estilo de vida sedentario es un factor de riesgo para el desarrollo de este tipo de cáncer y que el sedentarismo se asocia a mayor riesgo de recurrencia y de mortalidad en pacientes en los que la enfermedad ha sido diagnosticada de manera temprana.

Brendan J. Guercio, director del estudio, afirma que el equivalente a 30 minutos de actividad física moderada se asocia a una reducción del 16% en la progresión de la enfermedad y del 19% en la mortalidad por cualquier causa. Además, la SG aumentó más de un 20% en los pacientes que caminaron 4 horas o más a la semana. La participación durante 5 o más horas por semana en actividades no vigorosas, como caminar o yoga, mejoró la SG un 25%, lo que, en opinión de los autores, indica que incluso actividades que requieren poco esfuerzo pueden ofrecer beneficio.

Guercio afirma que todas las asociaciones halladas en este estudio fueron independientes del sexo, grado de comorbilidad, tipo de quimioterapia recibida o índice de masa corporal, entre otros factores.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.