Valencia ampliará su investigación tecnológica en el área cardiovascular


10-02-2017

La Generalitat de Valencia, la Universidad Politécnica de Valencia y la farmacéutica Ferrer han acordado potenciar la investigación en enfermedades cardiovasculares. Para esta misión, han creado una cátedra específica a cuyo frente estará el doctor Rafael Rodríguez de Sanabria.

 

Con objeto de estimular el desarrollo tecnológico orientado a incrementar la investigación y la innovación en el Área Cardiovascular, la Generalitat de Valencia, la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la farmacéutica Ferrer acordaron esta semana la creación de la Cátedra EVES-Ferrer, adscrita al Centro de Bioingeniería e Ingeniería Biomédica de la citada universidad y en coordinación con la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES). La iniciativa académica tendrá una dotación de 40.000 euros, aportada por la parte privada del acuerdo.

Rubricaron el compromiso destinado a avanzar en los campos de las biotecnologías y las ingenierías biomédicas el rector de la UPV, Francisco Mora; la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana; Carmen Montón;  y Mario Rovirosa, director general farma de Ferrer.

Pie de Foto:  Momento de la firma del acuerdo entre las dos instituciones y la compañía

Al frente de la cátedra estará el eminente doctor Rafael Rodríguez de Sanabria, cardiólogo y profesor de la UPV e investigador del Instituto Interuniversitario de Investigación en Bioingeniería y Tecnología Orientada al Ser Humano de dicha universidad. Entre la extensa actividad de este profesional está su colaboración en la creación de diferentes sistemas de monitorización remota y no invasiva de las constantes vitales de pacientes, mediante prendas inteligentes. Dichas mediciones incluyen electrocardiograma (ECG), frecuencia cardíaca, índice de actividad y posición, entre otras, dentro del entorno de telefonía móvil en tiempo real.

Durante su alocución institucional, la consejera Carmen Montón puso de relieve la labor que realiza la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES) en la formación permanente de los profesionales del sistema sanitario público valenciano. En esa línea, expresó que la cátedra recién constituida responde a la prioridad de la consejería por poner en marcha proyectos que contribuyan a fomentar el conocimiento científico de los médicos y el resto de los profesionales de la Salud. A estos argumentos, el rector Mora añadió que dicha práctica ayudará a seguir mejorando la formación, la investigación y el desarrollo tecnológico del tejido sanitario en la Comunidad Valenciana, ayudando igualmente a potenciar el conocimiento y habilidades de los profesionales del sector sanitario. En tercer lugar, Mario Rovirosa, señaló por parte de Ferrer que unir docencia y colaboración público-privada en investigación, permite generar riqueza para la sociedad y aumentar la transferencia de tecnología.

 

La cátedra cardiovascular EVES-Ferrer promoverá la formación en tecnologías entre facultativos y profesionales sanitarios de ese área terapéutica. El departamento se centrará, fundamentalmente, en el desarrollo de estrategias con base tecnológica que permitan aumentar la adherencia y cumplimiento terapéutico de los tratamientos farmacológicos. Con ese fin, su actividad se dirigirá a la promoción y el desarrollo de actividades de formación y divulgación, así como a la realización de iniciativas de investigación, desarrollo y transferencia de conocimiento en el área de la Salud Cardiovascular. Aprovechando la sólida trayectoria del Centro de Bioingeniería e Ingeniería Biomédica (CeBIB) de la UPV, el trabajo se verá reforzado por la contribución del laboratorio firmante del acuerdo. El convenio suscrito tendrá una vigencia de 12 meses y el instrumento máximo de dirección de la cátedra será la comisión de seguimiento, órgano colegiado paritario compuesto por representantes de las 3 entidades firmantes. El planteamiento de cátedra a disposición de las empresas constituye, a juzgar por las entidades, el medio más adecuado de formalizar una colaboración cualificada, amplia y duradera entre la enseñanza superior y las empresas, a fin es potenciar las relaciones de la UPV con su entorno socioeconómico e incrementar la oferta de actividades en diferentes campos del conocimiento. De forma que el beneficio sea compartido de igual forma por los alumnos y los docentes.

Entre las actividades concretas a realizar desde la cátedra, la consejera, el rector y el directivo farmacéutico destacaron la creación de becas predoctorales y posdoctorales, las visitas a empresas, los premios para proyectos fin de carrera, la realización de conferencias, seminarios, talleres y jornadas de divulgación técnica. Todo ello junto a la promoción de encuentros de expertos nacionales e internacionales.

Una memoria anual de la UPV recogerá las actividades que realice la cátedra.

Foto Superior:  De Izda a Dcha: Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana; Francisco Mora, rector de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y Mario Rovirosa, director general farma de Ferrer.