Publicidad
Publicidad

El Hospital de la Princesa abandera la investigación mundial en Síndrome de Down

El equipo del Instituto de Investigación del Hospital Universitario de la Princesa rastrea las causas de la buena salud cardiovascular de los personas con Síndrome de Down y su posible extrapolación a la población general.

Este viernes, 14 de octubre, se hicieron públicos destacables avances realizados por el Hospital de Princesa en Síndrome de Down, a través del Proyecto Redown. Como es sabido, este síndrome es la anomalía cromosómica más frecuente en los recién nacidos vivos. Gracias a los avances médicos, la esperanza de vida ...

Este viernes, 14 de octubre, se hicieron públicos destacables avances realizados por el Hospital de Princesa en Síndrome de Down, a través del Proyecto Redown. Como es sabido, este síndrome es la anomalía cromosómica más frecuente en los recién nacidos vivos. Gracias a los avances médicos, la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, incluso por encima de los 70 años. Por esta razón comienzan a aparecer en ellos enfermedades típicas del envejecimiento como la insuficiencia renal, situación poco explorada hasta la fecha. Dicha enfermedad acarrea consecuencias importantes sobre los huesos, vasos sanguíneos y el propio corazón. Por otro lado, el síndrome de Down se ha considerado un modelo libre de arterioesclerosis, situación que otorga a estas personas un mejor pronóstico desde el punto de vista cardiovascular. De hecho, la incidencia de infarto de miocardio o ictus es muy baja en estas personas, en comparación con el resto de la población general en sus mismo rangos de edad. Sin embargo, como explicó el doctor Borja Quiroga, nefrólogo del hospital madrileño, las personas con este síndrome presentan un envejecimiento acelerado de otros órganos como los ojos, la piel o los huesos. A ello se refirió como un envejecimiento paradógico, ya que unos órganos se deterioran antes, mientras que otros ofrecen un estado superior al del resto de la población.

Como explicó el doctor Quiroga, el Hospital Universitario de La Princesa es el único del mundo que dispone de una consulta monográfica dedicada en exclusividad a las personas con síndrome de Down, junto a otro centro equivalente en Estados Unidos. Actualmente, el hospital madrileño atiende a 1100 personas que son evaluadas de manera sistemática, obteniendo datos sobre aspectos en los que la investigación no había reparado hasta ahora. Concretamente, Redown busca conocer mejor el comportamiento de los riñones, huesos y vasos sanguíneos de estas personas a través de métodos no invasivos como ecografías a diferentes niveles y analíticas simples de sangre y orina para medir novedosos parámetros hasta la fecha no estudiados. Como aseveró el doctor Quiroga, el objetivo del proyecto es descubrir por qué las personas con síndrome de Down no tienen eventos cardiovasculares, mientras que sus huesos sí envejecen prematuramente. Calibrando la gran repercusión que esto podría tener, no sólo para ellos, sino también para la población general.

Para seguir adelante con estas investigaciones, según explicó Rosario Ortíz de Urbina, directora de la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital de la Princesa, la entidad precisa financiación. Por ello, ha recurrido al portal migranodearena.org, mediante una campaña de crowdfounding. En estos momentos hay dificultad para costear la medición de los marcadores en sangre, al requerir técnicas muy específicas y caras. El objetivo de la fundación es incluir 100 pacientes, para lo cual precisará reunir 17.500 €. El proyecto se enmarca en el convenio formado por las Fundaciones de Investigación del Hospital Universitario de La Princesa, Down Madrid y Down España y que garantizan que todos los fondos recibidos se destinarán exclusivamente a la realización proyectos de investigación en ese ámbito. La Fundación de Investigación Biomédica del Hospital de La Princesa se dedica al desarrollo de proyectos de investigación en el ámbito biosanitario del Hospital Universitario de La Princesa. Tiene como finalidad última contribuir a la promoción y protección de la salud de la población y al progreso y mejora del sistema sanitario.

Pie de foto:  Rosario Ortíz de Urbina, directora de la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital de la Princesa, junto al nefrólogo del mismo hospital, doctor Borja Quiroga

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.