Un tercio de los pacientes con cáncer se somete a tratamientos personalizados


29-06-2016

Se han logrado grandes avances para muchos de ellos como el cáncer de mama o el cáncer de pulmón. Los tratamientos personalizados son más selectivos que la quimioterapia o la radioterapia.

 

Los tratamientos personalizados en el cáncer son aquellos métodos en los que a pacientes que sufren esta enfermedad se les aplica un tipo de agente antidiana selectivo para su caso en concreto, siendo diferente al de otra persona. De este modo, se consigue una mayor eficacia durante el tratamiento y preservar al mismo tiempo las células sanas.

Así lo indica el doctor Juan José Grau, oncólogo del Hospital Clínic de Barcelona, desde la Asociación Helping Cáncer a través de un vídeo en el que afirma que entre un 30% y un 40% de pacientes ya se está sometiendo a tratamientos personalizados. Si bien es cierto que estos procesos todavía no están generalizados para todos los cánceres sí se ha descubierto para muchos de ellos qué proteína o fármaco selectivo es el adecuado para tratarlo, desde el conocimiento de la biología tumoral y las diferencias entre una célula cancerosa y otra. Es el caso del cáncer de mama, en el cual existe una proteína para la que hay un tratamiento antidiana que la ataca, la bloquea e incrementa las posibilidades de curación. Para el cáncer de pulmón también se han logrado grandes avances, uno de los cánceres para los que sus tratamientos tenían menos eficacia.

Con todo ello, el doctor comenta que “aún falta mucho para completar todas las posibilidades de curación pero se está en el camino para conseguirlo”. Grau añade que “la línea de investigación para el próximo futuro es que el 100% de todos los pacientes tenga su tratamiento con agente antidiana”.

A diferencia de los tratamientos personalizados o terapias inmunológicas para el cáncer, la quimioterapia es un método poco selectivo. Actúa solo a nivel del núcleo de células que están en constante reproducción y, por tanto, también ataca a células normales en constante reproducción, como lo es la raíz del pelo. El oncólogo del Hospital Clínic explica que va muy bien asociarlo a los nuevos agentes selectivos antidiana: “Se potencia su efecto y no suma su toxicidad”. En el otro extremo se encuentra la radioterapia, un tratamiento distinto que concentra la energía en la zona donde está el tumor de manera localizada. Ambos procedimientos pueden asociarse con los tratamientos personalizados, tal y como señala el experto.