Publicidad
Publicidad

El sector de las Clínicas Privadas presenta su nueva fundación

La Fundación Global Salud (FGS) es la nueva entidad, sin ánimo de lucro, puesta en marcha por la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP), y presentada este martes, 16 de febrero, en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), para el abordaje de asuntos de sensibilidad social.

Con el ánimo de devolver a la sociedad buena parte de lo que recibe de ella, la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) presentó este martes, 16 de febrero, la Fundación Global Salud (FGS), tras un desarrollo de seis meses. La nueva fundación está orientada a cubrir aspectos de debate ...

Con el ánimo de devolver a la sociedad buena parte de lo que recibe de ella, la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) presentó este martes, 16 de febrero, la Fundación Global Salud (FGS), tras un desarrollo de seis meses. La nueva fundación está orientada a cubrir aspectos de debate y conocimiento asistenciales, poniendo el foco en aquellas capas de la sociedad más desfavorecidas. Según su presidenta, Cristina Contel, la nueva entidad quiere ser un canal de comunicación entre los pacientes, los ciudadanos, los profesionales sanitarios y los prestadores de servicios asistenciales. A lo que añadió el secretario general de la FNCP, y secretario de la FGS, Carlos Rus, que la nueva entidad arranca su actividad con el objetivo de presentar a la sociedad y los medios de comunicación dos informes al año, sobre temas del máximo interés asistencial. En esta primera ocasión, coincidiendo con la presentación de la fundación, el objeto del primer informe fueron los accidentes de tráfico desde el punto de vista sanitario. El trabajo, titulado “la gestión asistencial de los accidentados de tráfico, evolución, líneas rojas y retos futuros”, retrata con precisión la evolución de este problema. Se trata de una investigación que responde a una sensibilización especial respecto a las consecuencias médicas y psicológicas de los accidentes de tráfico que existe por parte de las clínicas privadas. Una sensibilización orginada por el vacío asistencial que sobre esta materia había en España. Un vacío que pronto empezaron a llenar, teniendo como referente el Hospital Nuestra Señora de Fátima de Vigo. Desde entonces puede decirse que la mayoría de dichas clínicas privadas (90%) ya están especializadas en optimizar la calidad asistencial y los tiempos de rehabilitación de la parte física afectada por los accidentes; encargándose también de los trámites administrativos derivados de la atención médica. Un modelo asistencial que, en palabras de Contel, busca también a través de la nueva fundación reducir el número de víctimas, dar a conocer a los afectados sus derechos y orientarles a la hora de obtener ayuda psicológica, campo en el que todavía hay mucho espacio de mejora, ya que la última revisión del baremo de daños por accidentes de tráfico fue muy imprecisa al respecto.

Tal como resumió César Castel, socio director de Solutia Global Health Solutions, cada año 100.000 personas se convierten en víctimas de accidentes de tráfico, a pesar de que el número de fallecimientos ha descendido de forma paulatina en las últimas dos décadas. Al no haber descendido el número de heridos, lesionados y personas a las que se les provoca una discapacidad, se plantea un problema socio-económico de primer orden. Por un lado, el sistema sanitario no absorbe estos costes, que son sufragados por las compañías de seguros de vehículos a motor. Un modelo imperfecto en el que la sanidad pública factura por debajo de los costes reales de los servicios sanitarios, provocando un perjucio comparativo a las clínicas privadas, que no pueden obviar dichos costes ni facturar a los precios que ofrecen los centros públicos. Un panormama que se ha venido a complicar más con la aparición de la figura jurídica de las gestoras de lesionados que, en opinión de la FNCP, reducen la calidad de la atención y afectan negativamente a los prestadores de servicios sanitarios. Junto a estos problemas meramente económicos, Castel también se mostró crítico con las Comunidades Autonomas que no hacen campañas de promoción de la seguridad vial, o no tienen planes estratégicos para la misma, y ante la falta de asistencia psicológica para los afectados directamente por los accidentes.

Durante su presentación, los responsables de la FGS también hicieron públicos sus acuerdos con la Fundación Vicente Ferrer, que trata en India a enfermos de Sida y Tuberculosis, entre otras enfermedades infecciosas; y con la asociación “Salvemos Nuestro Corazón” que promueve la reanimación cardio-pulmonar y el uso correcto de los desfibriladores en los espacios públicos. Además del pacto de colaboración suscrito con la “Fundación A Víctimas de Tráfico”, especializada en la rehabilitación de heridos y personas con discapacidad derivada de accidentes, además de ser una agencia de reinserción laboral para los afectados.

PIE DE FOTO:      Patricia Babio (FNCP), Carlos Rus (FNCP, FGS), Luis Sainz (Asociación “A” víctimas del tráfico), Cristina Contel (FNCP, FGS), Jordi Folgado Ferrer (Fundación Vicente Ferrer), Antonio Puertas (Programa “Salvemos nuestro Corazón”) y Lucía Palomo (FGS)

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts