Los hospitales madrileños operarán en horario de tarde y fines de semana


25-09-2015

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, repasó esta mañana en un desayuno con la Prensa los principales temas que abordará durante esta legislatura, adelantando entre otras cosas que los hospitales de la región empezarán pronto a operar en horario de tarde y fines de semana.

 

Según explicó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, a partir de noviembre, se trabajará en los quirófanos y se realizarán pruebas diagnósticas por las tardes y fines de semana en el 60% de los hospitales de la región. De la misma forma, se cambiará el actual criterio de cálculo de las listas de espera quirúrgicas en Madrid, pasando de ser contabilizadas desde el momento en que el anestesista veía al paciente al momento en que la intervención sea prescrita. Con esta medida, la CAM se ajustará a las indicaciones que hace el Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad (MSSSI) y que siguen actualmente el resto de CCAA. También en el terreno hospitalario, el consejero garantizó que se han interrumpido en la región los procesos de privatización y/o externalización de la gestión, sin perjuicio de que se mantengan los actualmente en vigor. Concretamente, y en referencia al Hospital General de Villalba, situado al norte de Madrid, Sánchez Martos aseguró que no se revertirá a gestión pública tal como pidió el partido socialista en una Proposición No de Ley (PNL) presentada durante el último pleno de la Asamblea de Madrid (17-09-2015). Según el político madrileño, tal petición no está sustentada en datos, ya que el hospital lleva apenas un año funcionando con gestión del grupo IDC Salud-Quirón, y su reversión costaría a los ciudadanos muchos miles de euros.

En un plano más general, Sánchez Martos dijo defender el establecimiento de una ruta socio-sanitaria para la cual será necesario alcanzar un pacto a nivel autonómico que pueda ser extendido al resto del país. Con este objetivo aseguró que desarrollará una legislatura que repasará con espíritu crítico y constructivo todo lo que se ha hecho en Sanidad hasta la fecha para poder avanzar hacia un modelo más social. Se refirió a la Comunidad de Madrid como al motor de la economía, transmitiendo a la vez el compromiso de la presidenta de la región, Cristina Cifuentes, de instaurar un modelo de asistencia más centrado en el paciente, mediante la cohesión, la equidad y la sostenibilidad del sistema sanitario de forma que los ciudadanos puedan tener todas las prestaciones en las mismas condiciones de igualdad, sin que las distancias supongan un perjuicio a la hora de ser atendidos. Este estilo de humanización de la asistencia empezará permitiendo que los pacientes que pasen por Urgencias sean acompañados siempre por un familiar y que se aporte información a dichos acompañantes cada hora y media.

Para conseguir sus objetivos reformistas, la consejería de Sanidad trabajará coordinadamente con las de Políticas Sociales-Familia y Economía-Hacienda, a cuyo frente están Carlos Izquierdo y Engracia Hidalgo, respectivamente. Entre sus aspiraciones está potenciar la Estrategia de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas, iniciada en 2014, centrándola en las necesidades de los pacientes, sus familiares y cuidadores. Para ello se incrementará la hospitalización en domicilio y los hospitales de media estancia. De la misma forma, se reforzará el papel de Enfermería, que pronto contará con el respaldo del real decreto de prescripción-indicación enfermera y que podrá contar en un plazo razonable con la figura de la Enfermera de Casos Clínicos.

PIE DE FOTO:    El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el médico, enfermero y comentarista televisivo Jesús Sánchez Martos