Publicidad
Publicidad

Especialistas alzan la voz contra la inequidad en el acceso a la nutrición clínica en España

La distinta interpretación de la normativa que regula el acceso a la nutrición clínica ha favorecido la heterogeneidad en el abordaje de la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), dependiendo de cada comunidad autónoma.

La necesidad de mejorar y equiparar el acceso a una atención nutricional óptima en España ha sido el eje central del webinar `El Cuidado Nutricional: Acceso y derecho del paciente´, organizado por la Alianza Másnutridos (SENPE y Fundación ABBOTT). La Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE) se relaciona con un aumento ...

La necesidad de mejorar y equiparar el acceso a una atención nutricional óptima en España ha sido el eje central del webinar `El Cuidado Nutricional: Acceso y derecho del paciente´, organizado por la Alianza Másnutridos (SENPE y Fundación ABBOTT).

La Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE) se relaciona con un aumento de las complicaciones en el paciente, prolonga la estancia hospitalaria, aumenta la tasa de reingresos y la mortalidad. De hecho, la DRE ha aumentado en los últimos 10 años y aparece en casi 1 de cada 4 pacientes hospitalizados. Se trata de una realidad asistencial que repercute negativamente en el pronóstico del paciente con desnutrición (especialmente, personas mayores o con enfermedades oncológicas, respiratorias o cardiovasculares) y supone un alto impacto para el sistema sanitario.

El encuentro ha puesto encima de la mesa la situación de inequidad que existe actualmente entre las distintas comunidades autónomas, así como las necesidades y retos que se plantean en este contexto. Moderada por el Dr. Miguel Ángel Martínez Olmos, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición en el Área Sanitaria de Santiago de Compostela e Barbanza Sergas, esta jornada ha contado con la participación de cuatro ponentes procedentes del ámbito clínico, político, legal y social.

"Una heterogeneidad alarmante y una falta de inequidad manifiesta"

Para la Dra. Julia Álvarez, jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Príncipe de Asturias y presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabolismo (SENPE), esta falta de equidad se debe a que el desarrollo legal no ha ido paralelo al científico y médico: "A pesar de un desarrollo normativo extenso a lo largo de más de 20 años, existe un asincronismo entre la evidencia científica y la regulación que condiciona en parte esta circunstancia. La interpretación de la norma por parte de los inspectores médicos se realiza en el contexto de las instrucciones dadas en las distintas Consejerías de Sanidad de las diferentes CCAA y cuidades autónomas lo que hace que exista una heterogeneidad alarmante. Paralelamente es importante recordar que no disponemos del apoyo y colaboración en la Unidades de Nutrición de la figura de los dietistas - nutricionistas, profesionales de gran interés que añaden valor a las unidades y que permitirían tener un abordaje multi e interdisciplinar de la DRE. Nuestra realidad es que se han hecho avances en alguna comunidad, con estructuras organizativas muy diferentes, lo que es otra razón más de inequidad en SNS en relación con el abordaje de la DRE".

Tal y como ha destacado la presidenta de la SENPE, hasta ahora, no se ha tratado el problema de la desnutrición en sí, sino que su abordaje ha estado centrado en las patologías asociadas a este trastorno: "Tanto la norma fundamental que regula el acceso desde 1998 como su posterior modificación en 2006 pusieron el foco en la ruta de administración del Tratamiento Médico Nutricional y en ciertas patologías de base que permitió elaborar un listado algo perverso porque no reconoce la DRE, por ejemplo, en el paciente oncológico, sino que lo hace en un tipo de pacientes oncológico concreto como el paciente con cáncer de páncreas, de cabeza y cuello, de esófago o de estómago pero deja fuera de la lista otros pacientes oncológicos que, en muchas ocasiones, se desnutren también (el paciente con cáncer colorrectal, pulmón, ovario, mama, etc o enfermedades oncohematológicas). Hay que centrar el foco en la DRE para lo que en realidad tenemos evidencia del tratamiento médico, es decir para revertir la DRE y, en caso de riesgo, evitarla de forma preventiva. Y, sobre todo, es necesario y urgente modificar la legislación vigente para actualizar la realidad del tratamiento de la DRE de nuestros pacientes a la luz de la evidencia científica y sin diferencias según el territorio donde residan".

Con relación al marco normativo vigente y "desfasado", la Dra. Esther Carmona, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Sanidad y Consumo ha resaltado la necesidad de "analizar y valorar las potenciales modificaciones del marco en vigor en pro de una mayor accesibilidad a las líneas terapéuticas disponibles ofrecidas por la innovación y teniendo siempre como objetivos los principios de universalidad y equidad". Por otro lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista también ha mencionado la falta de concienciación y sensibilidad frente a esta realidad: "Urge abordar el problema de la DRE pensando en el paciente desde un punto de vista integral y holístico y, para ello, es prioritario visibilizar y concienciar del grave problema a pacientes, contexto familiar, profesionales de los distintos niveles asistenciales, autoridades sanitarias y, en definitiva, a toda la ciudadanía en su conjunto. Así mismo, es necesario mejorar el diagnóstico precoz de la DRE, monitorizar a las personas en riesgo y valorar la ampliación de RRHH potenciando las unidades de nutrición y dietética".

La nutrición clínica como derecho del paciente

Durante la jornada se ha puesto de relieve la necesidad de fomentar un mayor compromiso político en torno a la DRE. Para la Dra. Diana Cárdenas, especialista de la Unidad de Nutrición del Institut Gustave Roussy (Francia) y coordinadora del grupo de trabajo internacional por el Derecho al Cuidado Nutricional de los Pacientes, el cuidado nutricional debe ser considerado como un derecho humano fundamental, en línea con el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que promueve, entre otros aspectos, el derecho a la salud y a la alimentación. Y por ello, debe ser garantizado por el Estado y los responsables políticos, los gestores y los profesionales sanitarios, un objetivo que persigue el Enfoque Basado en Derechos Humanos (EBDH): "El EBDH en la nutrición clínica podría contribuir globalmente a la construcción de una perspectiva moral, política y jurídica del concepto de cuidado nutricional. La reciente Declaración de Viena es un esfuerzo global para defender este derecho ya que ha sido firmada por las principales sociedades internacionales de nutrición clínica y es el primer consenso mundial de este tipo para concienciar sobre la importancia de la DRE y promover un llamamiento a la acción política y social", ha asegurado la Dra. Cárdenas.

Esta corriente promueve un abordaje más holístico y personalizado, situando a los pacientes como parte activa de la toma de decisiones, tal y como ha señalado Manuel Arellano, vicepresidente 2 º de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, para concluir este webinar: "La medicina actual requiere una transformación para integrar un enfoque más biopsicosocial, basado en un modelo preventivo y enfocado a la salud con un planteamiento terapéutico orientado al tratamiento de las causas subyacentes de la enfermedad, a través de un manejo terapéutico que incluya una combinación de intervenciones preventivas de salud (pública e individual) con actuaciones clínicas adaptadas para cada paciente, con la participación protagonista del propio paciente. Esto es especialmente importante en el ámbito de las enfermedades crónicas, cuyo impacto se estima en un 80% de las consultas de atención primaria, un 60% de las hospitalizaciones y un 80% del gasto sanitario total en España".

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.