Publicidad
Publicidad

Se plantea el uso de células ganglionares para el tratamiento de patologías oculares

Los trastornos neurodegenerativos del ojo provocan ceguera porque el sistema nervioso de los mamíferos, en su conjunto, carece de capacidad regenerativa.

El glaucoma, al igual que otras patologías neurodegenerativas, provoca la muerte de las células ganglionares de la retina, dejando intactas otras neuronas. Al contrario de lo que sucede con los peces, los reptiles e, incluso, algunas aves, en los que las células gliales se reprograman espontáneamente, como en el cerebro, ...

El glaucoma, al igual que otras patologías neurodegenerativas, provoca la muerte de las células ganglionares de la retina, dejando intactas otras neuronas. Al contrario de lo que sucede con los peces, los reptiles e, incluso, algunas aves, en los que las células gliales se reprograman espontáneamente, como en el cerebro, los ojos y la médula espinal, en el caso de los mamíferos no se puede. Es más, en la retina de los mamíferos, la conocida como glía de Müller responde al daño retiniano experimentando una respuesta inflamatoria en lugar de regenerativa.

En este contexto, un equipo de Medicina de la Universidad de Washington (UW) dirigido por el profesor de estructura biológica en la Facultad de Medicina, Tom Reh, tiene entre sus trabajos la demostración de que las neuronas podían ser extraídas de las células gliales en el tejido de la retina de los ratones.

Dichos investigadores han procedido, recientemente, a refinar el proceso para producir células específicas, tal como exponen en la revista ´Science Advances´. Durante los últimos tres años, los investigadores han estudiado proteínas conocidas como factores de transcripción en vertebrados, como el pez cebra, que tienen capacidades regenerativas. Los factores de transcripción son proteínas que se unen al ADN y regulan la actividad de los genes. Esto, a su vez, controla la producción de proteínas que determinan la estructura y función de una célula.

En este caso, intentaron crear células ganglionares de la retina del mismo tipo que las que se pierden a consecuencia del glaucoma. Por lo general, cuando se padece glaucoma, las células ganglionares mueren. "De ahí que nuestra intención fue descubrir cómo convertir la glía en ese tipo específico de neurona", indicó Rech.

El proceso de reingeniería de la adquisición del destino celular durante las estrategias de regeneración endógena "será clave para guiar el reemplazo neural apropiado para enfermedades neurodegenerativas específicas", según dichos autores.

A partir de ahí, se tiene la esperanza de que algún día este avance pueda crear un nuevo camino para tratar una variedad de enfermedades neurodegenerativas, incluido el glaucoma, la degeneración macular y la enfermedad de Parkinson.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.