Publicidad
Publicidad

La EPOC no viene sola

Tres o más comorbilidades en pacientes con EPOC multiplican el riesgo de su mortalidad por dos. La hipertensión, la anemia, la diabetes mellitus, la obesidad, el asma y patologías psiquiatras son algunas de ellas. Hay que buscar activamente las comorbilidades. Algunos estudios encuentran que hasta el 78% de pacientes tienen una arquitectura del sueño alterada.

Pilar Román Sánchez, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Requena (Valencia), fue la moderadora, este jueves de la mesa redonda sobre comorbilidades en la EPOC del 43º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna. Recordó que la EPOC es la quinta causa de muerte en el mundo, ...

Pilar Román Sánchez, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Requena (Valencia), fue la moderadora, este jueves de la mesa redonda sobre comorbilidades en la EPOC del 43º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna. Recordó que la EPOC es la quinta causa de muerte en el mundo, y en España. Tiene varias enfermedades asociadas, que van interfiriendo con ella.

A María Belén Alonso Ortiz, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Gran Canaria Doctor Negrín (Las Palmas de Gran Canaria), le tocó hablar de la EPOC como enfermedad sistémica, las comorbilidades más frecuentes y su importancia pronóstica. Antes de nada, destacó que, además del tabaco, la contaminación ambiental es un agente causal de esta enfermedad. El cambio climático será el principal problema de salud de nuestro planeta. Se ha pasado un mal verano y los pacientes han agudizado.

"La EPOC no viene sola, por eso hay que buscar las comorbilidades, diagnosticarlas y manejarlas bien", dijo. El infradiagnóstico de la EPOC hace que sea también más complicado el diagnóstico de las comorbilidades. Se relacionan más con las agudizaciones de la EPOC, con morbilidad y mayor número de hospitalizaciones y mayor tasa de reingresos. Las comorbilidades están directamente relacionadas con la edad, como la hipertensión, la obesidad o patologías psiquiatras. La comorbilidad está en un 80%. En un 70%, dos comorbilidades. Tres comorbilidades, en la mitad.

La hipertensión es la comorbilidad mas frecuente. En segundo lugar, la anemia. La diabetes mellitus es otra de ellas. Hay una superposición de síntomas. Hay otras comorbilidades asociadas a la exacerbación, como el asma. La exacerbación es el principal riesgo pronóstico para los pacientes. Tres o más comorbilidades multiplican el riesgo de mortalidad por dos. Insistió en que hay que buscar activamente las comorbilidades.

De la EPOC e insuficiencia cardiaca se encargó Francisco Javier Medrano Ortega, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla). Sostuvo que tanto la EPOC como la insuficiencia cardiaca son "problemas globales". Todos los años, fallecen tres millones de pacientes de EPOC en el mundo y hay 384 millones de pacientes. De insuficiencia cardiaca, hay 64,3 millones de pacientes. Es la tercera causa de mortalidad cardiovascular y la primera causa de ingreso hospitalario en personas mayores de 65 años. Por tanto, el impacto es muy relevante. La insuficiencia cardiaca es frecuente en los pacientes con EPOC. El dato más reciente, indica que representa un 27% de frecuencia en ellos. La EPOC es una comorbilidad frecuente además en los pacientes con insuficiencia cardiaca. Probablemente, existe una conexión fisiopatológica a nivel cardio-pulmonar.

José Manuel Varela Aguilar, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), abordó la EPOC y diabetes. Concluyó que la diabetes mellitus es una enfermedad prevalente (13,3%) e infradiagnosticada (43%) en la población general, mientras que su prevalencia en pacientes de EPOC es "1,5-3 veces mayor que en la población general". Añadió que la exposición al humo de tabaco (activa y pasiva) aumenta el riesgo a desarrollar diabetes mellitus. Su prevalencia precisamente en pacientes con EPOC es "mayor en mueres, fenotipo no enfisematosos y sujetos con peor función pulmonar". Por otro lado, la hiperglucemia se asocia a peor pronóstico en pacientes hospitalizados por agudización de EPOC, más infecciones, mayor fracaso de la ventilación no invasiva y mayor mortalidad.

Respecto a EPOC y Trastornos del sueño; Javier Sánchez Lora, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria (Málaga), avisó de la importancia de dormir bien. Por los trastornos respiratorios durante el sueño en sanos, hay un descenso del tono muscular. Hay una saturación del oxígeno. En pacientes con EPOC, esto puede conllevar dificultades a nivel de oxígeno. Existe una interacción bidireccional entre los trastornos durante el sueño y los resultados adversos en la EPOC. Se puede ver en cómo se manifiesta en la desaturación nocturna, hiperventilación, apnea obstructiva del sueño. Algunos estudios encuentran que hasta el 78% de pacientes tienen una arquitectura del sueño alterada. El síndrome de superposición overlap es la renina en EPOC. Conlleva hipoxia intermitente, cambios en presión intratorácica y fragmentación del sueño. Lo más importante es preguntar al paciente sobre los trastornos no respiratorios. El insomnio es el más frecuente. Subrayó que hay que profundizar en el conocimiento de los mecanismos fisiopatológicos que se interrelacionan en las comorbilidades y complicaciones derivadas. Lo que se pretende es mejorar los resultados cara al paciente. Siempre hay que tener presente en que el paciente puede tener patologías, como trastornos del sueño, que se pueden mejorar y que eso redunde en una mejor calidad de vida.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.