Publicidad
Publicidad

Detectan una ruta potencial de la proteína del pico SARS-CoV-2 que daña el corazón

Los investigadores sopesan la posibilidad de que la proteína espiga tiene funciones patológicas desconocidas hasta el momento.

La lesión cardíaca es frecuente entre los pacientes hospitalizados con COVID-19, contexto en el que se ha demostrado que la proteína espiga del virus del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) puede provocar lesiones en el músculo cardíaco a través del proceso inflamatorio. La investigación preliminar se ha presentado ...

La lesión cardíaca es frecuente entre los pacientes hospitalizados con COVID-19, contexto en el que se ha demostrado que la proteína espiga del virus del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) puede provocar lesiones en el músculo cardíaco a través del proceso inflamatorio. La investigación preliminar se ha presentado en el `Basic Cardiovascular´ de la Asociación Americana del Corazón (AHA) que se celebra estos días en Chicago (EEUU).

"Desde el punto de vista clínico, se sabe que la infección por COVID-19 puede inducir lesiones cardíacas, sin embargo, lo que todavía no sabemos son los detalles mecánicos de cómo ocurre. Lo que sospechamos es que la proteína espiga tiene funciones patológicas desconocidas", indicó Zhiqiang Lin, autor principal del estudio y profesor asistente en el Instituto de Investigación Médica Masónica en Utica, Nueva York. "Nuestros datos muestran que la proteína espiga del SARS-CoV-2 causa daño al músculo cardíaco. Por eso es importante vacunarse y prevenir esta enfermedad", remarcó.

Las proteínas de pico, que se encuentran en la superficie del SARS-CoV-2, se adhieren a los receptores conocidos como enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) en las células diana. Dicha proteína facilita la entrada del virus en las células sanas, que es el primer paso de la infección. Además de infectar los pulmones, el virus también puede propagarse a otros órganos y causar más daño, infecciones graves y, en algunas personas, la muerte.

Los investigadores estudiaron si la proteína espiga del SARS-CoV-2 activa la respuesta inmunitaria natural en las células del músculo cardíaco. HCoV-NL63 es un coronavirus que infecta el sistema respiratorio sin causar lesiones cardíacas, aunque su proteína espiga también usa ACE2 para mediar la entrada del virus.

Los autores estudiaron la capacidad potencial de causar enfermedades cardíacas tanto de la proteína espiga del SARS-CoV-2 como de la proteína espiga NL63. Sus resultados mostraron que la proteína de pico SARS-CoV-2 activó la respuesta inmune natural en las células del músculo cardíaco y dañó el corazón, pero la proteína de pico NL63 no lo hizo.

"El hecho de que la proteína espiga del SARS-CoV-2 esté activando la respuesta inmune natural puede explicar la alta virulencia en comparación con los otros coronavirus", indicó Lin. "La señalización de la proteína TLR4 es la vía principal que activa la respuesta inmunitaria natural del cuerpo, y la proteína de punta del SARS-CoV-2 activa TLR4, no la proteína de punta de la gripe normal", añadió.

Esta investigación representa el primer paso para determinar si la proteína espiga del SARS-CoV-2 afecta al corazón. Los investigadores ahora planean investigar cómo las proteínas de punta del SARS-CoV-2 causan inflamación en el corazón. Hay dos posibles formas: la primera es que la proteína espiga se expresa en las células del músculo cardíaco infectadas por el virus y, por lo tanto, activa directamente la inflamación. La segunda, que la proteína del pico del virus se elimina en el torrente sanguíneo y las proteínas del pico del SARS-CoV-2 circulantes dañan el corazón.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts