Publicidad
Publicidad

Una bacteria multifuncional reduce el crecimiento tumoral en un modelo de cáncer de mama

Induce cambios inmunológicos favorables independientemente de la heterogeneidad del microambiente tumoral.

Investigadores chinos han modificado la bacteria Bifidobacterium (B.) bifidum, cargándola con un semiconductor que promueve su interacción con los macrófagos intratumorales, lo que resulta en la conversión del fenotipo M2 al M1 en estas células inmunitarias. Esta conversión es esencial para revertir la inmunosupresión característica del microambiente tumoral, responsable del ...

Investigadores chinos han modificado la bacteria Bifidobacterium (B.) bifidum, cargándola con un semiconductor que promueve su interacción con los macrófagos intratumorales, lo que resulta en la conversión del fenotipo M2 al M1 en estas células inmunitarias. Esta conversión es esencial para revertir la inmunosupresión característica del microambiente tumoral, responsable del fracaso de la inmunoterapia en muchos tipos de cáncer. El semiconductor puede, además, ser estimulado por luz en el infrarrojo cercano, lo que resulta en que la temperatura en la proximidad directa de las células tumorales aumente hasta los 45 C, causando su destrucción.

La combinación de ambas estrategias resulta en la producción de citoquinas proinflamatorias y en el reclutamiento de linfocitos T citotóxicos al interior del tumor, conduciendo a una reducción del 77% en el crecimiento del cáncer de mama en un modelo animal. Shaobing Zhou, científico de la Universidad Jiaotong Sudoeste y director del estudio, afirma que B. bifidum es un microorganismo comúnmente utilizado como probiótico para regular la flora intestinal. Estudios previos ya habían demostrado su capacidad de migrar desde este órgano al tumor, al cual coloniza. La colonización es facilitada por la naturaleza anaeróbica de la bacteria y la hipoxia reinante en el interior del tumor. Por otro lado, la destrucción de las células cancerosas por la fototerapia termal conduce a la liberación de múltiples antígenos que son captados por las células dendríticas y utilizados para estimular a los linfocitos T citotóxicos. Al tratarse de un tratamiento localizado y no invasivo, la fototerapia es altamente controlable, concluye Zhou.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts