Publicidad
Publicidad

En Oncogeriatría hay que hacer mucho observacional

El paciente mayor puede estar desde el espectro de la robustez al de la dependencia. La carta de presentación del paciente no debe de ser la edad. Hay que balancear el beneficio potencial que se va a dar a la persona. IM Meetings aborda la Oncogeriatría y la necesidad de una atención multidisciplinar de estos pacientes.

En el IM Meetings de este jueves hablamos de la Oncogeriatría y la necesidad de una atención multidisciplinar de estos pacientes. Laura Peidró, redactora de IM Médico, recordó que es el abordaje integral del paciente oncológico de edad avanzada. Con una población cada vez más envejecida, y con una mayor esperanza ...

En el IM Meetings de este jueves hablamos de la Oncogeriatría y la necesidad de una atención multidisciplinar de estos pacientes. Laura Peidró, redactora de IM Médico, recordó que es el abordaje integral del paciente oncológico de edad avanzada.

Con una población cada vez más envejecida, y con una mayor esperanza de vida que se sitúa en los 83,58 años según el INE, la Oncogeriatría se postula "como una disciplina cada vez más importante y necesaria que trata de optimizar la atención del paciente mayor con cáncer". No obstante, en España, de acuerdo con las cifras de la AECC, el 69% de los nuevos diagnósticos de cáncer en 2020 se produjo en personas mayores de 65 años.

Por ello, el objetivo de la Oncogeriatría no es otro que el de optimizar la atención global y multidisciplinar para el paciente oncológico, realizando una atención personalizada y especializada. La medicina personalizada, y los avances terapéuticos y de diagnóstico, no sólo permiten ofrecer un tratamiento más adecuado a los pacientes, sino que brindan una posibilidad de mayor supervivencia. Sin embargo, todavía se desestiman tratamientos activos u opciones de aumento de supervivencia simplemente por la edad del paciente.

Se pusieron sobre la mesa la importancia del abordaje integral del paciente oncológico de edad avanzada. Se debatió si existe edadismo en el tratamiento a estos pacientes. Se habló de la aportación de nuevos tratamientos para pacientes oncogeriátricos y la necesidad de una mayor representación de estos pacientes en ensayos clínicos multicéntricos en nuestro país.

En primer lugar, Mónica Ballesteros, médico adjunto del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, matizó que la hematogeriatría no es lo mismo que la oncogeriatría. Ellos han de dar respuesta a pacientes de hemoterapia, hemostasia y hematología general. El esperar y ver sigue siendo muy útil en determinadas patologías. "Estamos en el boom de los nuevos fármacos", dijo. Citó inmunomoduladores, hipometilantes y fármacos diana, entre otros. Añadió que "estamos en el boom de la inmunoterapia". Cada vez hay más cuerpos monoclonales en el mercado. Desde hace poco, empieza a aparecer en las revistas de alto impacto que a medida que envejecemos somos más heterogéneos. La finalidad del Grupo Español de Hematogeriatría es aprender a valorar el estado del paciente de edad avanzada. "Los pacientes están envejeciendo y se está poniendo de moda la valoración en todas las patologías", señaló.

en-oncogeriatria-hay-que-hacer-mucho-observacional

Regina Gironés, médico especialista en Oncología Médico y jefe de Sección de la Unidad de tumores genitourinarios, cerebrales, pulmonares, cabeza y cuello y linfomas del Servicio de Oncología Médica del Hospital Politècnic i Universitaria La FE (Valencia), destacó que en nuestro país existe mucho trabajo detrás y que éste es transversal. Ella trabaja desde el grupo de SEOM para estimular para que le guste al oncólogo médico la oncología geriátrica. A su juicio, el envejecimiento es un "éxito". Las personas que se hacen mayores tienen más riesgo de padecer cáncer. Reflexionó que "tenemos que aprender a manejar a estas personas mayores" y que "la oncogeriatría intenta individualizar el manejo de esta persona que tiene una neoplasia".

en-oncogeriatria-hay-que-hacer-mucho-observacional

Por su parte, Myriam Rodríguez Couso, geriatra en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, transmitió que la oncogeriatría surge de la necesidad de colaborar con los compañeros de otras especialidades porque no todos los pacientes mayores son iguales. "Si tenemos claro que tiene que existir la oncología pediátrica, es lo mismo con la geriátrica", consideró. "El paciente mayor puede estar desde el espectro de la robustez al de la dependencia", avisó. Por ello, hay que ver su grado de vulnerabilidad y de reserva funcional y abordarlo de una manera holística. La valoración geriátrica integral es su gran arma. Ésta explora diferentes áreas, desde la función física del paciente hasta la dimensión cognitiva, las comorbilidades y su nutrición. Se están añadiendo cosas a las que se les da más importancia como la calidad de vida o las expectativas de vida sin cáncer. Sostuvo que hay que buscar la equidad y defendió el evitar el edadismo. "Es muy diferente de unos pacientes a otros y hay que asegurarse de si el paciente también es a medida para el tratamiento". La multidisciplinariedad es "ideal".

en-oncogeriatria-hay-que-hacer-mucho-observacional

Por último, Christian Villavicencio-Chávez, especialista en Geriatría y en Cuidados Paliativos y miembro de SECPAL, dio la visión de un paliativista. La dimensión social va cambiando y no es lo mismo que te digan que tienes una insuficiencia a un cáncer. Está más que demostrado que la valoración geriátrica integral mejora la calidad de vida. Para él, "es fundamental involucrar al paciente en la toma de decisiones". Él a veces cambia el nombre de cuidados paliativos por "control de síntomas". "Las barreras centradas en el médico pueden retrasar la integración de los cuidados paliativos", avisó. Alegó que hay que estar formados en planificación anticipada, una herramienta para cuidar al paciente. Aseveró que no hay que empezar cuando al paciente se le diagnostica un cáncer, sino antes, puesto que todos vamos a envejecer. Cuando hay un punto de inflexión en la fragilidad, se puede pasar a la siguiente. Habló del dodecaedro de la planificación anticipada. Trabajan en doce conceptos, con modelos de derivación y terapias dirigidas. Desde su experiencia, "la heterogeneidad de trayectorias de enfermedad y la presencia de la incertidumbre son dos aspectos a destacar en el contexto del paciente oncológico".

en-oncogeriatria-hay-que-hacer-mucho-observacional

¿Desde las diferentes sociedades científicas estáis trabajando en algunas Guías comunes de abordaje? ¿O ya existen? Rodríguez Couso puntualizó que se están haciendo muchas cosas. Se están haciendo contactos para hacer trabajos colaborativos en recomendaciones. A nivel internacional, ya está hecho, y en 2014 la Sociedad Internacional ya publicó unas recomendaciones generales de aspectos básicos. "Esto hay que empezar abordarlo por tipos de tumores", sopesó. No tiene nada que ver el abordaje de una paciente con cáncer de mama con fragilidad que uno con cáncer de pulmón. Ballesteros se mostró de acuerdo en que a los pacientes mayores hay que hacerles una valoración integral. Hay hospitales en los que no hay geriatras. Hay gran heterogeneidad de patologías y "hay que buscar la evidencia, sensibilizarnos de que tenemos que hacer mucho observacional". Gironés aclaró que desde SEOM están realizando revisiones de la evidencia científica y de las recomendaciones que se puedan hacer. "El problema de todo esto es la heterogeneidad del paciente en sí y de las neoplasias", puntualizó. Villavicencio-Chávez subrayó que hay que formar desde la residencia.

La Atención Primaria es la prolongación de la geriatría fuera del hospital y la continuidad asistencial es esencial, según Rodríguez Couso. Existe la figura del geriatra de enlace precisamente para coordinar el trabajo entre el hospital y Primaria. Villavicencio-Chávez lamentó que muchas veces las condiciones de los médicos de Atención Primaria no facilitan esta coordinación. Gironés entendió la necesidad, "porque uno de los problemas de la Oncología Médica es que ha sido una gran desconocida para la Atención Primaria". En ocasiones, el paciente oncológico es muy dependiente de su oncólogo. La forma de acercarse es que los residentes de médicos de Familia roten con ellos, teniendo en cuenta que el cáncer es una de las enfermedades más frecuentes. La manera de salvar el déficit es la formación. Ballesteros opinó que la comunicación debería ser más fluida, no sólo a través de informes, puesto que al médico de Atención Primaria le pueden surgir dudas cuando tiene un paciente en un proceso oncológico.

¿Hay un límite de edad para comenzar un tratamiento con quimioterapia? Conceptualmente, esa pregunta no se puede hacer a un geriatra. La edad cronológica es sólo un número. Dos pacientes de 80 años pueden ser muy diferentes, con cáncer o sin cáncer. Depende de su estado funcional y de la esperanza de vida individual de cada uno. Hay que centrar los resultados en el paciente y preguntarle qué es lo que quiere. Los pacientes mayores quieren, como queremos todos, vivir con calidad de vida. Con el ojo clínico no es suficiente. El tratamiento ha de ser eficaz para la enfermedad y para el paciente.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts