Publicidad
Publicidad

Taller de ACCAS para formar a pacientes y profesionales en el manejo del VIH

Las alteraciones renales y neurocognitivas asociadas al VIH provocados por el tratamiento han sido algunos temas abordados en el taller del proyecto “Implícate”.

La Asociación Ciudadana Cántabra Antisida (ACCAS), en colaboración con la biofarmacéutica AbbVie, ha celebradoen Santander un taller formativo para concienciar a sus asociados/as de la importancia que tienen los hábitos de vida, el tratamiento y las comorbilidades en la calidad de vida a largo plazo. Por otro lado, también se ...

La Asociación Ciudadana Cántabra Antisida (ACCAS), en colaboración con la biofarmacéutica AbbVie, ha celebradoen Santander un taller formativo para concienciar a sus asociados/as de la importancia que tienen los hábitos de vida, el tratamiento y las comorbilidades en la calidad de vida a largo plazo. Por otro lado, también se han destacado los aspectos positivos del tratamiento antirretroviral frente a los posibles efectos adversos. Se trata de una iniciativa del proyecto “Implícate”para incrementar el conocimiento sobre la infección y contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH. En este sentido, el doctor Santiago Echevarría, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), fue el encargado de impartir el taller que abordó, entre otros, diferentes aspectos de la enfermedad que influyen en el día a día de las personas que viven con VIH.

En concreto, el experto ahondó sobre las alteraciones renales, muy relacionadas con el aumento de la esperanza de vida y el correspondiente envejecimiento de la población con VIH. Estudios demuestran que el 30% de las personas con VIH sufre alteraciones renales relacionadas con lastoxicidadesdel tratamiento, quese agravan en función de la edad y del tiempo de convivencia con la infección.Por este motivo Echevarría resaltó la necesidad de anticipar un adecuado cribado de la enfermedad, realizar evaluaciones periódicas y mantener un seguimiento y ajuste de fármacos potencialmente nefrotóxicosen los casos en que sea necesario. “La afectación renal en el paciente con infección por VIH es frecuente y tiene una implicación pronóstica. Para evitar su progresión es necesario detectarla precozmente”.Asimismo, el doctor señaló que para cualquier paciente crónico, el hecho de afrontar su enfermedad le hace pasar por un proceso psicológico que le obliga a enfrentarse a ello todos los días. De ahí que sea más frecuente la aparición de trastornos como depresión o ansiedad en enfermos crónicos que en la población general. Por ello, aspectos como la patología neurológica en los pacientes VIH preocupa cada vez más a médicos y pacientes.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts