Publicidad
Publicidad

Hallan una célula cutánea antimicrobiana, clave en la lucha contra el acné

Según se ha podido observar en un reciente estudio, una célula cutánea antimicrobiana específica, la catelicidina, podría desempeñar un importante papel sobre el acné.

Investigadores de la Universidad de California-San Diego (EEUU) se han centrado en la investigación del acné, al considerar que no hay tantos estudios sobre esta patología dérmatológica como se piensa, teniendo en cuenta que es una de los trastornos cutáneos más frecuentes sobre todo entre la población joven. Durante tiempo se ...

Investigadores de la Universidad de California-San Diego (EEUU) se han centrado en la investigación del acné, al considerar que no hay tantos estudios sobre esta patología dérmatológica como se piensa, teniendo en cuenta que es una de los trastornos cutáneos más frecuentes sobre todo entre la población joven.

Durante tiempo se ha pensado que los folículos pilosos jugaban un importante papel en el desarrollo del acné. En este estudio, se observó que células que se encuentran fuera del folículo piloso tenían un efecto importante en el control de las bacterias y, en definitiva, en el desarrollo del acné.

Una célula cutánea antimicrobiana

Ahora, los científicos han hallado una célula cutánea antimicrobiana específica que podría desempeñar un importante papel sobre el acné. Este tipo de células son conocidas como fibroblastos, comunes en los tejidos conectivos de todo el cuerpo. En la piel, producen un péptido antimicrobiano llamado catelicidina, que puede jugar un papel clave frente a dicho trastorno de la piel. "Estos hallazgos pueden transformar la forma en que tratamos el acné", explicó Richard Gallo, profesor de Dermatología Ima Gigli y presidente del Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de UC San Diego.

Para contrarrestar una infección dentro de un folículo piloso, la piel circundante se somete a un proceso llamado ´adipogénesis reactiva´ por el cual los fibroblastos se transforman en células grasas. La catelicidina también se produce para ayudar a combatir la infección al suprimir las bacterias que pueden causar acné.

"Comenzamos nuestra investigación queriendo comprender la biología del acné y observamos específicamente el papel de los fibroblastos, que generalmente brindan soporte estructural en las capas más profundas de la piel", señaló el primer autor Alan O´Neill, científico del proyecto en UC San Escuela de Medicina Diego. "En cambio, descubrimos que estas células se activaron para producir grandes cantidades de un importante antimicrobiano, la catelicidina, en respuesta a la bacteria que causa el acné llamada ´Cutibacterium acnes´".

El equipo de investigación realizó biopsias de piel en pacientes con acné tratados durante varios meses con retinoides, una clase de sustancias químicas derivadas de la vitamina A que promueven la salud de la piel. Los científicos comprobaron cómo el fármaco mejoró la expresión de catelicidina después del tratamiento, encontrando así un mecanismo adicional desconocido por el cual los retinoides ayudan a tratar el acné.

Para respaldar estos hallazgos, publicados en ´Science Translational Medicine´ los investigadores estudiaron las lesiones cutáneas en ratones inyectados con la bacteria que causa el acné y observaron respuestas similares al tratamiento en los ratones.

"La catelicidina que se expresa tan altamente en el tejido de la biopsia del acné fue un hallazgo muy interesante. Este conocimiento será útil para desarrollar una terapia más específica para tratar el acné", indicó el Dr. Gallo.

Actualmente, el tratamiento con retinoides se centra en controlar el desarrollo de lípidos en las células de la piel. Un efecto secundario importante de estos fármacos son sus efectos teratogénicos, que provocan anomalías fetales en las personas embarazadas. Esto limita su uso a casos severos.

El equipo de investigación espera que estos hallazgos puedan ayudar a desarrollar un enfoque más específico para tratar el acné."Nuevas opciones de tratamiento que se dirijan específicamente a la capacidad de los fibroblastos para producir catelicidina, creando así una terapia para el acné que sería más selectiva con efectos secundarios potencialmente menos dañinos", concluyó O´Neill".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts