Publicidad
Publicidad

Un enfoque humanista y preventivo que apuesta por la renovación tecnológica

Las comunidades de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia están centrándose en fortalecer el sistema sanitario para seguir luchando contra la pandemia, realizar programas de prevención y promoción de la salud e impulsar la actividad asistencial.

El Gobierno de Castilla-La Mancha,tras un análisis de la situación en la que se encontraba la región en 2016, consideró que era importante establecer una serie de pilares que dirigieran el trabajo de políticos, gestores y profesionales del ámbito de la salud en los siguientes años. Definir esos pilares permitió ...

El Gobierno de Castilla-La Mancha,tras un análisis de la situación en la que se encontraba la región en 2016, consideró que era importante establecer una serie de pilares que dirigieran el trabajo de políticos, gestores y profesionales del ámbito de la salud en los siguientes años. Definir esos pilares permitió analizar de una forma más precisa una serie de aspectos estructurales del sistema de salud y su capacidad para adaptarse y hacer frente a las condiciones cambiantes que afectan a la salud de las personas, como pueden ser la demografía y el envejecimiento de la población, el impacto de género, las condiciones medioambientales o las nuevas enfermedades emergentes.

De este análisis surgió el "Plan de Salud de Castilla-La Mancha horizonte 2025", un documento que sirve de hoja de ruta para identificar las necesidades de salud y plantear medidas de intervención efectivas y eficientes, que lo convierten en un instrumento de enorme relevancia para la toma de decisiones en la mejora de la salud de la población de Castilla-La Mancha.

Documento estratégico

El Plan, como documento estratégico, define las orientaciones básicas y los compromisos del gobierno regional en materia sanitaria y, como tal, pone de manifiesto que los enfoques basados solo en la asistencia sanitaria son insuficientes para mejorar la salud de las personas. Es un proyecto global, que pone el acento en la promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad, orientando el sistema sanitario hacia la salud, en lugar de centrarlo en la enfermedad y la asistencia sanitaria, como visión para lograr que la población tenga mayor calidad de vida y haya menos desigualdades. Requiere reforzar el abordaje generalista de la asistencia sanitaria y plantear la atención integral de las personas; fortalecer la Atención Primaria, reorientar la atención hospitalaria y establecer prioridades para la investigación y la formación.

Se articula en torno a los pilares básicos que han marcado las actuaciones del gobierno regional y que son líneas estratégicas: la sostenibilidad del sistema sanitario, la humanización de la asistencia sanitaria, las y los profesionales como valor esencial del sistema y la apuesta por un cambio de modelo organizativo. El Plan propone acciones desde todos los niveles de intervención y para todas las etapas de la vida de las personas, por lo que ha de impregnar las actuaciones de los sectores implicados cuyo fin último es la mejora del nivel de salud individual y colectiva de éstas.

Transformación digital

La situación derivada de la pandemia ha supuesto una oportunidad única para seguir avanzando en la transformación digital de los sistemas sanitarios. Este nuevo ecosistema exige a las organizaciones sanitarias una transformación integral, que el SESCAM inició hace ya más de dos décadas con una apuesta clara por la digitalización de la imagen radiológica a través del proyecto Ykonos, que permitió conectar tanto centros de Atención Primaria y hospitalaria como concertados para una gestión integrada de la imagen y que fue el origen de la historia clínica digital.

Veinte años después, este proyecto ha evolucionado y ya incorpora señales de electrocardiogramas y electroencefalogramas, imagen de escopia, ecografía del resto de especialidades y herramientas de ayuda al diagnóstico, algunas de ellas basadas en herramientas de inteligencia artificial (CAD de mamografía, segmentación automática para seguimiento oncológico), entre otros. En el ámbito de los proyectos de la integración orientada a la evaluación necesaria para una correcta planificación, el mejor exponente de la línea de actuación del Gobierno de Castilla-La Mancha es el que se ha venido en denominar ISOHCE, que consiste en el diseño de una nueva historia clínica electrónica interoperable y unificada para aquellos centros del Sistema Nacional de Salud que se adhieran al uso de los estándares marcados por la norma UNE ISO 13606.

Para leer el artículo completo, haz clic en el PDF adjunto

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts