Varias comunidades exigen al Gobierno otro confinamiento domiciliario


14-01-2021
Tres regiones gobernadas por la coalición PP-Ciudadanos, Murcia, Castilla y León y Andalucía, ven esta medida necesaria dado el empeoramiento de la situación epidemiológica
 

España alcanzó este miércoles el mayor número de contagios diarios desde el inicio de la pandemia: 38.869 nuevos positivos y una incidencia de 492,88 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Ante el empeoramiento de la situación epidemiológica, Andalucía, Murcia y Castilla y León se han unido para exigir al Gobierno que contemple las herramientas necesarias para decretar, dado el caso, un nuevo confinamiento domiciliario.

El actual estado de alarma que rige en el país hasta mayo no contempla las herramientas necesarias para aplicar este confinamiento domiciliario, por lo que estas autonomías, gobernadas por la coalición PP-Cs, han exigido ya al Ejecutivo que considere la posibilidad de modificar este decreto y dar a las comunidades la posibilidad de confinar a la población si se da el caso.

El primero en plantearlo fue el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, tras anunciar que tomará medidas más restrictivas a partir de este viernes. Moreno consideró que el Gobierno "debería ir pensando" si hay que ir tomando una medida como la del confinamiento total en el conjunto del territorio español.

Sin embargo, la propuesta de Juanma Moreno fue rechazada inmediatamente por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que aseguró que, "en estos momentos", el Ejecutivo no contempla ninguna medida adicional de confinamiento domiciliario.

A pesar de esta negativa del ministro de Sanidad, los Ejecutivos regionales de Castilla y León y de Murcia se han sumado este mismo jueves al planteamiento de Juanma Moreno y han pedido al Gobierno central que estudie la posibilidad de aplicar esta medida para contener el avance de la pandemia.

En concreto, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha pedido poner en marcha estas herramientas para decretar un confinamiento domiciliario "breve e intenso", ya que, según ha señalado, podría ser necesario "en pocos días" dada la evolución en el número de contagios.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León ha advertido de la "gravedad" de la situación actual y del incremento rápido de casos, cuya velocidad hace augurar una situación que puede ser "peor" a la vivida en marzo.

Por su parte, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha reconocido que el confinamiento domiciliario es una opción "necesaria" y que "tiene que estar sobre la mesa" ante el pico de nuevos casos de coronavirus, por lo que ha pedido al Ejecutivo central que ponga esa herramienta al alcance de las comunidades autónomas.

Por el contrario, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha alineado con el Ejecutivo central y ha descartado la posibilidad de un confinamiento total en la Comunidad Valenciana alegando que "en estos momentos el estado de alarma no lo permite.Tomaremos las decisiones de una manera serena y pensando en el interés general, como siempre", ha recalcado Puig.