"La Onco-Hematología está viviendo un boom de nuevas terapias"


04-12-2020
Las varias décadas de investigación en el campo de la biología molecular y la inmunología han traído avances muy importantes en el campo de la oncohematología. Desde el año pasado, en el Vall d’Hebron cuentan con una Unidad de Terapias Avanzadas en Hematología pionera en nuestro país para tratar a pacientes con las nuevas terapias celulares contra el cáncer.
 

El Hospital Vall d´Hebron inauguró en junio de 2019 una Unidad de Terapias Avanzadas en Hematología pionera en el Estado. Es la única que está dedicada exclusivamente a las nuevas terapias celulares contra el cáncer, sobre todo de la sangre y de los ganglios linfáticos, como la terapia CAR-T.

La unidad cuenta con 12 habitaciones con la tecnología de monitorización de los pacientes más avanzada. Se trata, por lo tanto, de una unidad que redefine el tratamiento de los pacientes con cánceres hematológicos, que permite concentrar en un único espacio las terapias más innovadoras y profesionales dedicados exclusivamente a ellos. Además, en la unidad trabajan de forma multidisciplinaria otros profesionales, como son neurólogos, intensivistas, infectólogos e inmunólogos.

El Dr. Pere Barba, (Nº COLEGIADO: 080838089) coordinador del Programa CAR-T y médico adjunto del Servicio de Hematologia del Hospital Universitario de la Vall d´Hebron, hace balance de la Unidad de Terapias Avanzadas en Hematología, tras un año de vida. "Llevamos un año a pleno rendimiento. En este tiempo hemos tratado más de 100 pacientes con terapias CAR-T y otras estrategias de inmunoterapia. El grado de satisfacción de los pacientes, familiares y profesionales es muy alto. Nos congratulamos por ello, pero trabajamos para seguir mejorando día a día", explica.

En su desarrollo, el doctor explica que esta Unidad funciona como una planta de semi-intensivos, tanto por la ratio de enfermería y médicos como por la monitorización a la que están sometidos los pacientes. "Funcionamos de manera multidisciplinar de forma que personal de varias especialidades se coordina para diagnosticar y tratar conjuntamente los pacientes". Actualmente tienen una decena de ensayos clínicos abiertos de terapia celular en distintas enfermedades y han recibido pacientes de casi todas las Comunidades Autónomas. Así lo explica Pere Barba: "El hecho de poder funcionar como una Unidad de Semi-intensivos nos ha permitido manejar la mayoría de las complicaciones que presentan estos pacientes. Afortunadamente, hemos necesitado derivar muy pocos pacientes a la Unidad de Cuidados Intensivos".

Como perspectivas de futuro en esta Unidad, el doctor comenta que la intención es seguir trabajando para hacer llegar las terapias más innovadoras a los pacientes. "Hemos iniciado una colaboración con el Servicio de Oncología para poder tratar conjuntamente pacientes con neoplasias oncológicas que reciben terapias celulares".

También quieren seguir incrementando el número de ensayos clínicos con terapias CAR-T. Antes de final de año esperan estar en disposición de incluir pacientes en ensayos clínicos para linfoma Hodgkin y no Hodgkin, linfomas T, leucemias agudas, mieloma múltiple y leucemia linfática crónica, entre otros.

Avances y estudios en hematología

Según Pere Barba, la onco-hematología está viviendo un boom de nuevas terapias gracias a varias décadas de investigación básica en el campo de la biología molecular y la inmunología. "Fármacos contra dianas moleculares en la leucemia aguda, por ejemplo, y distintas formas de inmunoterapia incluyendo los anticuerpos biespecíficos y la terapia CAR-T en linfomas y mieloma múltiple, pueden cambiar el pronóstico de estas enfermedades en un corto tiempo", asegura.

En cuanto a los estudios en esta rama de la medicina, el experto especifica que ahora es difícil definir un patrón común porque incluyen estrategias terapéuticas muy distintas, "pero en líneas generales son tratamientos cada vez más personalizados y dirigidos contra las células del tumor". Si bien tienen un perfil de efectos adversos particular, en general suelen tolerarse mejor que la quimioterapia convencional por lo que los pacientes de edad avanzada o con comorbilidades también se pueden beneficiar de ellos.

Para leer el artículo completo descarga el PDF adjunto