Políticas para una Europa Sana: empoderando a los ciudadanos en salud digital


17-11-2020
La agrupación All Policies for a Healthy Europe ha presentado durante el congreso de la DHS algunas recomendaciones para promover políticas intersectoriales.
 

All Policies for a Healthy Europe (Todas las políticas para una Europa sana) es una iniciativa que reúne a un grupo diverso de ONGs, asociaciones, empresas y expertos para promover la formulación de políticas intersectoriales sobre varias dimensiones relacionadas con la salud y el bienestar, como las variables económicas, sociales, ambientales, comerciales y políticas.

En este contexto, su Digital Working Group ha elaborado un documento con recomendaciones enfocadas a "cómo la Unión Europea puede garantizar que los ciudadanos estén plenamente empoderados y comprometidos realmente en el desarrollo de la salud y el bienestar digitales", explica Bleddyn Rees, director de la Digital Health Society (DHS) y moderador.

Algunas de ellas han sido presentadas en un debate enmarcado en la segunda edición del congreso DHS. Rees considera que es necesario que tanto en la Comisión Europea como el Parlamento Europeo, la asistencia sanitaria esté presente en todas las políticas que se desarrollen. Así, "en relación con el transporte, la contaminación tiene un impacto importante en la salud. De eso se trata el documento All Polities for a Healthy Europe".

El rol de los ciudadanos

A este respecto, ¿qué valor puede aportar efectivamente el uso de los datos sanitarios a los ciudadanos y qué roles deben desempeñar en este ecosistema de información? Para Francesco Buonarroti, IT VP & CIO de Janssen en Europa, África y Oriente Medio, los responsables de la toma de decisiones de salud "se enfrentan con el gran reto de evaluar diferentes formas de tecnología y tratamientos en un contexto de un presupuesto ya fijado". Algo que cree que no mejorará con la pandemia.

A su modo de ver, "esto puede incluir una gama de fuentes de datos recopiladas de forma rutinaria, registros electrónicos de datos médicos, registros electrónicos de bases de datos hospitalarios, y reclamaciones de seguros, pero también cantidades de datos inservibles generados por dispositivos".

Asimismo, considera que todos los países europeos van a cambiar hacia modelos y sistemas sanitarios realmente basados en el valor, "para garantizar que Europa siga siendo relevante en cuanto a resultados clínicos y que mas pacientes puedan unirse a tratamientos y ensayos específicos, además de avanzar hacia un modelo en el que el coste de la atención esté vinculado a los resultados que ofrece".

Respecto a los datos, agrega que desde la perspectiva ciudadana "deben ser recopilados y utilizados para permitir a los ciudadanos gestionar su salud y tomar las decisiones más acertadas para su salud". Por lo tanto, sí, los datos deben estar al servicio de la población, "al tiempo que brindamos a los profesionales de la salud y otras partes interesadas la capacidad de mejorar y personalizar tratamientos diagnósticos, servicios y productos personalizados". En resumen, el experto cree que "la transformación digital que observamos en nuestras sociedades va a proporcionar conjuntos de datos más grandes y de mejor calidad".

Democratización de la Inteligencia artificial

A continuación, el moderador menciona un estudio que el European Patient´s Forum (EPF) ha lanzado recientemente para comprender mejor lo que los pacientes piensan de la IA. "¿Cuáles son sus primeras conclusiones y cómo puede la UE implicar mejor a los pacientes y a los ciudadanos en el desarrollo de la IA en la asistencia sanitaria?", pregunta a Michele Calabrò, asesor del organismo. Este matiza que el análisis de esta encuesta todavía no está terminado, pero comparte algunas de las tendencias sobre los aspectos que considera más interesantes.

"Hay una comprensión de lo que es la IA, sin embargo sigue siendo una tecnología de la que los pacientes tienen nociones aún muy básicas", manifiesta. No obstante, cree que enseñándoles unos pocos ejemplos se les puede aportar buenos conocimientos, algo es "muy importante". De hecho, otra conclusión es que "los pacientes están realmente ansiosos por la implementación de la Inteligencia Artificial, ya que la consideran una herramienta para apoyar a los profesionales de la salud en la prestación de una atención mejor y más personalizada".

Por su parte, Michael Strubin, director de salud digital de MedTech Europe, agrega a lo expuesto por el asesor del EPF acerca de que los pacientes confían en la IA como herramienta para hacer mas eficiente la atención médica, que la realidad es que "uno de los mayores potenciales de IA está en los dispositivos y en los wearables que cada vez más gente está optando por llevar con ellos, haciéndoles tomar mejores decisiones".

No obstante, considera que "hay una gran brecha de conocimiento de profesionales de la salud y ciudadanos con respecto a la IA que hay que solventar".